China y Japón acuerdan explotar polémico yacimiento de gas

TOKIO (AFP). China y Japón lograron el miércoles un acuerdo para explotar conjuntamente un yacimiento de gas en el mar de China oriental que se disputan desde hace años, resolviendo parcialmente un conflicto que ha complicado las relaciones entre los dos grandes importadores de energía.

Tras cuatro años de negociaciones, las dos mayores economías de Asia acordaron compartir recursos de gas potencialmente lucrativos en un área cercanas a varias islas que sigue siendo blanco de una disputa.

Pero los dos países siguen enfrentados por otros campos de gas en el mar de China oriental, y en una señal de que incluso este acuerdo limitado es polémico, nacionalistas chinos protestaron el miércoles frente a la embajada japonesa en Pekín.

El acuerdo prevé que el sector privado japonés invierta en la exploración china ya iniciada en el campo de gas de Chunxiao, que Japón llama Shirakaba, dijeron ambas partes. Aún se está discutiendo el monto de la inversión.

El primer ministro japonés, Yasuo Fukuda, se congratuló del acuerdo.

"Trataremos de convertirlo en un mar de paz y amistad. Desarrollaremos campos de gas en el área cooperando uno con el otro", dijo Fukuda a periodistas.

El ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Masahiko Komura, dijo que el acuerdo es un paso concreto en la reconciliación entre los dos países, que han tenido relaciones complicadas en el pasado.

"Este es un buen ejemplo de cómo podemos resolver un problema difícil a través del diálogo", dijo Komura.

En Pekín, un comunicado del ministerio chino de Relaciones Exteriores señaló que el acuerdo podría contribuir al "desarrollo saludable y estable de las relaciones entre China y Japón".

"Es acorde a los intereses fundamentales de los dos países y sus pueblos", sostuvo el texto.

Frente a la embajada japonesa, las autoridades chinas -que generalmente controlan fuertemente las protestas- permitieron a 15 nacionalistas celebrar una manifestación, gritando eslóganes como "Japón, sal del mar de China oriental".

Las autoridades no hicieron esfuerzos por dispersar a la multitud e, inusualmente, hasta asignaron un sitio a los periodistas, a quienes se permitió entrevistar a los manifestantes.

Las relaciones de China con Japón han sido tensas durante largo tiempo debido al legado del imperialismo japonés antes y durante la Segunda Guerra Mundial.

China comenzó a desarrollar Chunxiao en 2003, lo cual generó tensiones con Japón, que expresó inquietud por la posibilidad de que Pekín extrajera gas de su zona soberana.

En 2004, en medio de fuertes tensiones políticas, un submarino nuclear chino ingresó en aguas japonesas cerca de los campos de gas, despertando una persecución de dos días en altamar.

Según el acuerdo, ambos países también desarrollarán de manera conjunta un área al norte de Chunxiao. Pero las dos partes fracasaron en resolver su desacuerdo sobre los otros dos campos de gas en la zona.

El yacimiento de Chunxiao tiene reservas explotables equivalentes a 63,8 millones de barriles de petróleo, de un total de 3,260 millones de barriles en el conjunto del mar de China oriental, según estudios chinos y japoneses.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes