China y Taiwán estrechan lazos económicos

TAIPEI (AFP). Taiwán y China firmaron, hoy martes, una serie de acuerdos destinados a estrechar sus lazos económicos tras casi 60 años de enemistad que a menudo los llevó al borde de la guerra, pero la cuestión de la soberanía fue cuidadosamente evitada.

Altos responsables chinos y taiwaneses firmaron cuatro acuerdos, que representan potencialmente miles de millones de dólares, al término de una serie de encuentros que marcaron una significativa mejora en las relaciones entre los dos vecinos rivales.

El negociador jefe chino, Chen Yunlin, y su homólogo Chiang Pin-kung se reunieron en el Grand Hotel de Taipei para hablar especialmente de transportes y seguridad alimentaria.

El viaje de Chen Yunlin, principal negociador chino encargado de las relaciones con Taiwán, que comenzó el lunes, es el primero de un responsable chino de tan alto nivel desde el final de la guerra entre comunistas y nacionalistas chinos hace casi 60 años.

Las dos partes acordaron establecer enlaces marítimos directos de mercancías y servicios postales, aumentar y facilitar los vuelos de pasajeros y discutir sobre seguridad alimentaria tras varios escándalos relacionados con productos chinos contaminados.

También el turismo y la política restrictiva de visados practicada por Pekín estuvo presente en la agenda de las discusiones.

Altamente simbólica, esta reanudación del diálogo permitirá un mayor acceso de la isla a los turistas chinos, gracias al aumento de los vuelos directos próximamente hasta 108 semanales con 21 destinos adicionales en China.

Chen y Chiang también discutieron cuestiones relacionadas con la actual crisis financiera mundial y acordaron volver a reunirse en Pekín en los primeros seis meses del próximo año.

La televisión taiwanesa mostró imágenes de los dos hombres estrechándose la mano tras la firma de los acuerdos.

Chiang entregó después a Chen una gran pintura enmarcada con ocho caracteres chinos sobre fondo dorado que decían: "un acuerdo de paz para una situación victoriosa".

Chen regaló por su parte una escultura de cristal que representaba un apretón de manos, símbolo, según afirmó, de paz y cooperación.

El viaje de Chen está rodeado de importantes medidas de seguridad, con la movilización de 7,000 policías, debido a que los partidarios de la independencia de Taiwán han previsto manifestarse contra su visita.

El emisario de Pekín se había cuidado de precisar antes de su viaje que no se inmiscuiría en los asuntos internos de la isla.

China representa hoy en día la primera salida de la economía taiwanesa. El primer semestre de 2008, China recibió un 28% de las exportaciones taiwanesas, en alza de un 27,4% desde el final de 2007.

Separada de hecho de China desde 1949, la isla de Taiwán está considerada por Pekín como una de sus provincias.

La llegada de Chen está rodeada de importantes medidas de seguridad, porque los partidarios de la independencia de Taiwán tienen previstas manifestaciones masivas contra su visita. Más de 7,000 policías fueron movilizados, según responsables.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes