China y UE crearán grupo para apuntalar el comercio mundial

China y la Unión Europea acordaron el lunes crear un grupo para actualizar las normas del comercio mundial a fin de modificar las políticas tecnológicas, los subsidios estatales y otras denuncias ahora que Estados Unidos amenaza con controles de importación, informó el lunes la Comisión Europea.

Medidas como el aumento unilateral de aranceles que el presidente estadounidense Donald Trump ordenó durante una disputa tecnológica con Beijing subrayan la necesidad de modernizar a la Organización Mundial de Comercio, dijo el vicepresidente de la Comisión Europea Jyrki Katainen.

Katainen dijo que Europa no estaba alineándose con Beijing en la disputa con Estados Unidos sino que estaba tomando medidas para proteger el sistema mundial para regular el libre comercio. Dijo que la UE quiere que otros gobiernos se adhieran a la OMC.

A las empresas les preocupa que la disputa entre China y Estados Unidos desaliente el comercio mundial y el crecimiento económico si otros gobiernos responden imponiendo sus propias barreras a importaciones. Incluso antes de que Trump asumiera la presidencia, economistas advirtieron que los países estaban restringiendo las importaciones y tomando medidas para favorecer a sus compañías por encima de rivales extranjeros.

Autoridades estadounidenses han denunciado que la OMC, cuya sede está en Ginebra, es demasiado lenta y burocrática a la hora de adaptarse a las necesidades del comercio internacional.

Katainen dijo que Europa quiere enfocarse en asuntos como subsidios a la industria, presión gubernamental a empresas extranjeras para que les den tecnología y el estado de la industria estatal - asuntos por los que Beijing enfrenta quejas de Trump y otros socios comerciales.

"No espero que esas negociaciones sean fáciles", dijo Katainen en una conferencia de prensa. Pero si no se hace nada, "el entorno para el comercio multilateral desaparecerá".

Trump ha amenazado con imponer aranceles de 10% a 25% a productos chinos valorados en hasta 450.000 millones de dólares. Beijing respondió a la primera ronda de aranceles impuestos por Washington subiendo los aranceles a whiskey, soja y otros productos estadounidenses.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes