China, potencia negociadora en el comercio global

BEIJING (AP). China ha desempeñado un destacado papel en las negociaciones sobre comercio global, y ha sido criticada por Estados Unidos, que otrora presionó a Beijing para que desempeñara un cometido más relevante en las conversaciones sobre comercio internacional.

Esta semana en Ginebra, China se alió con la India para exigir salvaguardias ante la importación para proteger su sector agrícola. Los funcionarios estadounidenses le culparon del fracaso de las negociaciones, y el representante chino acusó a su vez a Estados Unidos de plantear demasiadas exigencias.

La inusual actitud pública de Beijing refleja su nueva situación de potencia emergente en temas que van desde el cambio climático hasta Africa, apoyada en la rápida expansión de su economía, la cuarta del mundo.

"China practica una diplomacia propia de una gran potencia. Espera que sus intereses sean respetados", dijo el presidente del Centro de Investigación de la China Contemporánea en la City University de Hong Kong, Joseph Cheng. En el comercio, agregó, "China piensa desarrollar un papel más preponderante como líder tercermundista".

El enfrentamiento comercial resalta la inusual mezcla económica china de exportadora competitiva y eficiente y una gran zona rural pobre poblada por millones de familias campesinas apegadas a pequeñas parcelas ineficientes.

China ha sido una de las principales beneficiarias de la liberalización del comercio, que contribuyó a garantizar el acceso a mercados extranjeros para sus productos. Empero, Estados Unidos, la Unión Europea y otros socios comerciales consideran que Beijing ha violado sus compromisos de libre comercio al dificultar la competencia extranjera en los sectores de la banca, finanzas y otras industrias.

Las importaciones chinas de maíz, soja y otras materias primas para alimentar a sus 1.300 millones de habitantes y su creciente cabaña nacional se han disparado en forma espectacular.

Empero, Beijing se muestra renuente a adoptar medida alguna que pueda perjudicar su agricultura, marginada de las tres décadas de rápida expansión económica. Cada año se producen miles de manifestaciones agrarias debido a la pobreza y otros hechos. Los líderes comunistas han dado oficialmente prioridad a mejorar el nivel de vida rural.

"Necesitamos importar muchos alimentos. Pero si la cuantía de las importaciones es demasiado grande, causará el desempleo entre los campesinos y fomentará la agitación social", opinó Shen Guobin, profesor adjunto del Instituto de la Economía Mundial, de la Universidad de Fudan, en Shanghai.

"Tenemos mayor poder negociador que nunca en la esfera internacional", dijo Shen. "la buena marcha de nuestra economía respalda a nuestros negociadores".

China permaneció en un segundo plano de los asuntos globales durante dos décadas tras su apertura en 1979 y el lanzamiento de sus reformas económicas. Empero, en la última década, Beijing ha incrementado su presencia en el exterior mediante una mayor participación en las gestiones de paz de las Naciones Unidas o la expansión de sus lazos comerciales y políticos con Africa y la América Latina.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes