China reducirá al 15% los aranceles a los automóviles importados

China reducirá del 25% al 15% los aranceles que aplica a los vehículos importados a partir de julio, una nueva señal de distensión en la confrontación comercial con Estados Unidos.

Tres días después de que las dos principales economías mundiales anunciaran una tregua en su inminente guerra comercial, Pekín tomó esta medida que abrirá un poco más su mercado a los fabricantes de automóviles extranjeros como Ford, Toyota, Volkswagen o PSA.

Los aranceles pasarán del 25% actual al 15% a partir del 1 de julio, indicó el ministerio de Finanzas, justificando su decisión para "promover la reforma de la oferta y la transformación y la modernización del sector".

También se reducirán los aranceles a las piezas de recambio de automóviles, que pasarán al 6% frente a la horquilla actual de entre el 8% y el 25%.

El presidente chino, Xi Jinping, ya había anunciado en abril que iba a rebajar de manera "considerable" los aranceles a los automóviles, pero sin dar detalles ni fechas.

El elevado arancel del 25% a los coches importados -comparado al 2,5% que aplica Estados Unidos- era uno de los puntos de fricción comercial con Washington y el presidente Donald Trump lo ha citado en varias ocasiones como ejemplo de la política "proteccionista" del régimen comunista chino.

China es el mayor mercado del automóvil del mundo, con ventas de 28,9 millones de vehículos en 2017, según datos de la federación profesional china CAAM.

Las marcas extranjeras dominan el mercado, con el 55% de las ventas en el primer trimestre de 2018, aunque la mayoría fabrican sus coches en China.

La decisión de Pekín es la segunda a favor de los fabricantes extranjeros en un mes, después de que el gobierno anunciara en abril el levantamiento dentro de cinco años de las restricciones actuales que impiden a compañías extranjeras controlar sus filiales en China.

Por el momento, las multinacionales que quieren implantarse en el país están obligadas a crear una coempresa con un socio chino. Además ningún fabricante de automóviles extranjero puede tener más del 50% del capital de estas "joint-ventures".

Estas restricciones se levantarán a partir de 2018 para las compañías que fabrican vehículos eléctricos e híbridos, a partir de 2020 para las de vehículos comerciales (camionetas y furgonetas) y a partir de 2022 para las que producen vehículos individuales.

China y Estados Unidos parecían estar al borde de una guerra comercial, con la amenaza de Trump de imponer aranceles a productos chinos por valor de 50.000 millones de dólares, pero ambos países alcanzaron un acuerdo este fin de semana.

Aunque se desconocen los detalles, China se ha comprometido a aumentar sus importaciones de Estados Unidos, en particular en los sectores de la agricultura y la energía.

Trump exigía una reducción de 200.000 millones de dólares del déficit comercial con China, que el año pasado alcanzó 375.000 millones, según los cálculos de Washington.

Pekín, que también amenazaba con aplicar medidas comerciales de represalia, hizo un gesto de distensión el viernes con el anuncio del levantamiento de las medidas contra las importaciones de sorgo estadounidense.

Curiosidades, videos, noticias y más de la Copa Mundial ¡AQUÍ!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes