Chrysler cerrará sus 30 plantas por un mes

DETROIT (AP). Chrysler LLC dijo, ayer miércoles, que cerrará sus 30 plantas de manufactura durante un mes a partir del viernes, en un esfuerzo por hacer frente al peor descenso en ventas de automóviles en el país en más de dos décadas.

Al ampliar las tradicionales vacaciones navideñas de dos semanas, la compañía puede reducir su producción para ajustarla a una disminución de la demanda y conservar dinero en efectivo.

En un comunicado difundido el miércoles, la armadora automotriz indicó que las restricciones en los mercados crediticios están alejando a los posibles compradores de sus salas de exhibición. Los concesionarios no pueden cerrar ventas debido a una falta de financiamiento, y calculan que entre 20 y 25% de su volumen se ha perdido debido a la situación del crédito. Las ventas bajaron 47,1% en noviembre.

Chrysler y su rival de mayor tamaño General Motors Corp. han advertido que podrían quedarse sin dinero en efectivo en cuestión de semanas si no reciben ayuda financiera de Washington. Chrysler ha dicho que su efectivo caerá a 2,500 millones de dólares el 31 de diciembre, lo mínimo necesario para el pago de nómina, de suministros y para la operación de la compañía. La empresa tendría problemas para pagar facturas después del 1 de enero del 2009.

Las operaciones en las 30 plantas de la empresa cesarán al concluir el turno del viernes 19 de diciembre, y no se reanudarán hasta el 19 de enero del 2009, o en fecha posterior. Algunas plantas reabrirán el 26 de enero.

Chrysler está buscando préstamos gubernamentales por 7,000 millones de dólares en su esfuerzo por sobrevivir a la recesión y a la peor caída en la venta de vehículos en Estados Unidos en 26 años.

Para los primeros 11 meses de este año, las ventas de Chrysler bajaron 27,7%, a 1,4 millones de vehículos, de 1,9 millones del mismo período del 2007.

Se espera que la baja en las ventas continúe en enero, tradicionalmente uno de los meses de menos ventas del año, por lo que la compañía tendrá pocos ingresos y debe pagar a los proveedores 7,000 millones de dólares cada 45 días.

En el caso de algunas plantas, como la de Jeep en Toledo, Ohio, las operaciones se reanudarán el 26 de enero, pero con un turno menos.

Más de 750 empleos serán recortados en el segundo turno en la planta Toledo North, dijo Dan Henneman, funcionario sindical de la sección 12 del sindicato de Trabajadores Automotrices Unidos.

Los modelos Jeep Liberty, Nitro y Wrangler son ensamblados en las plantas de Ohio. Las ventas de la marca Jeep cayeron 41,8% en noviembre, a 20,302 unidades.

Henneman señaló que 755 personas trabajaban el turno. Aproximadamente 550 tomaron un paquete de jubilación y 200 serán cesados indefinidamente.

General Motors Corp. y Ford Motor Co. también anunciaron extensiones a sus cierres en temporada de fin de año.

GM, preocupada por conservar efectivo para seguir operando en el 2009, dijo el miércoles que detendría la construcción de una planta vinculada a uno de sus proyectos más importantes mientras espera un plan de rescate de Washington.

Ford dijo que cerrará 10 de sus plantas de ensamblado en Norteamérica por una semana más en enero.

La portavoz Angie Kozleski indicó que las vacaciones de dos semanas por el fin de año serán ampliadas hasta el 12 de enero en todas las plantas de ensamblado, exceptuando las de Claycomo, Misurí, cerca de Kansas City, y la planta de camiones en Dearborn, Michigan. Esas dos plantas reanudarán sus labores como siempre el 5 de enero.

Ford Motor Co. ha dicho que tiene suficiente efectivo para sobrevivir el 2009.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes