Comité del Senado de EEUU aprueba el TLC con Colombia y Panamá

Washington ( EFE). El Comité de Finanzas del Senado de EEUU aprobó este martes los Tratados de Libre Comercio (TLC) con Colombia, Panamá y Corea del Sur en la antesala de su votación definitiva mañana en ambas Cámaras del Congreso.

El único de los tres que se sometió a votación registrada fue el de Colombia, que obtuvo 18 votos a favor y 6 en contra, en medio de protestas de activistas del grupo " Code Pink", que en ocasiones interrumpieron la vista.

De inmediato, el Comité procedió a votar los pactos comerciales con Panamá y Corea del Sur, que fueron aprobados a viva voz.

Los tres pactos ya fueron aprobados de forma preliminar por el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes la semana pasada.

La votación en el Comité de Finanzas no causó sorpresas, ya que en un " simulacro de votación", el pasado 7 de julio, ya lo había aprobado por el mismo margen de hoy.

Ambas Cámaras del Congreso tienen previsto someter los tres pactos a votación definitiva mañana, miércoles.

" En estos momentos de difíciles tiempos económicos, estos acuerdos comerciales son exactamente lo que nuestra economía necesita para espolear la creación de empleos", dijo el presidente del Comité, el demócrata Max Baucus.

Agregó que los TLCs, negociados entre 2006 y 2007 durante la Presidencia de George W. Bush, aumentarán las exportaciones anuales en más de 13,000 millones de dólares e incrementarán el Producto Interior Bruto de EEUU en más de 15,000 millones de dólares.

Por su parte, el senador Orrin Hatch, el republicano de mayor rango en el Comité, afirmó que los tratados de libre comercio con Colombia, Panamá y Corea del Sur darán " un acceso justo" a los exportadores de EEUU y " mitigará la injusta desventaja" de Canadá y la Unión Europea en esos mercados.

Según Hatch, hace una década Colombia estaba cerca de convertirse en un ejemplar de un " fallido narcoestado"" pero, hoy por hoy, su economía está creciendo, el empleo sube y la violencia ha bajado marcadamente".

Sin embargo, el senador demócrata de Nueva Jersey, Bob Menéndez, subrayó que si bien Colombia debe ser aplaudida por sus avances contra el narcotráfico y en el fortalecimiento de su democracia, votaría en contra del TLC -el más polémico de todos- debido a la persistente violencia contra los sindicalistas.

Menéndez se refirió a un informe reciente de Human Rights Watch, que destacó que Colombia es uno de los países " más letales" contra sindicalistas y ha registrado pocos avances en el combate a la impunidad en esos casos.

De los 2,886 sindicalistas asesinados desde 1996, las autoridades judiciales solo han logrado condenas en menos de un diez por ciento, aseguró Menéndez.

El TLC con Colombia fue suscrito en noviembre de 2006 pero los demócratas, presionados por los sindicatos, lo mandaron al congelador debido a las preocupaciones por las condiciones laborales y de derechos humanos en el país andino.

En abril pasado, el Gobierno de Colombia suscribió un " plan de acción" en el que se comprometió a reforzar las protecciones laborales en ese país.

Al inicio de la audiencia, una veintena de activistas de "Code Pink", opuestos a la globalización, interrumpieron a los senadores con consignas como "los acuerdos eliminan empleos" y " Colombia mata a líderes sindicalistas".

Los manifestantes aplaudieron cada vez que un senador demócrata se pronunciaba en contra del TLC con Colombia por la violencia contra sindicalistas.

La policía del Capitolio sacó a cuatro de ellos de la sala, que continuaban gritando " senadores, tengan vergüenza!" y " queremos empleos en casa".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes