Congresistas rechazan plan Paulson, bolsas siguen cayendo

WASHINGTON (AFP) - El multimillonario plan de rescate financiero por 700.000 millones de dólares, presentado por el gobierno estadounidense para hacer frente a la crisis, fue calificado ayer martes, de inaceptable en su estado actual por congresistas, mientras las bolsas mundiales seguían cayendo.

El plan de salvamento del sector financiero presentado por el secretario del Tesoro Henry Paulson "no es aceptable" en su estado actual, declaró este martes el presidente de la comisión Bancaria del Senado, el demócrata Chris Dodd.

"Lo que ellos (la administración) nos enviaron no es aceptable. Eso no va a funcionar", dijo Dodd a los periodistas luego de haber interrogado a Paulson y al presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, durante una audiencia.

El senador Richard Shelby, líder republicano de la comisión, que se encontraba junto con Dodd, declaró por su parte que tiene "muchas inquietudes sobre esta propuesta". Agregó que "700.000 millones de dólares es mucho dinero para mí, es mucho dinero para los contribuyentes".

Paulson, había lanzado una dura advertencia al Congreso, para lograr una rápida adopción del plan.

"Si la situación persiste, amenazará a todos los sectores de la economía", afirmó Paulson.

La Casa Blanca aseguró el martes que desde hace meses tenía plan de rescate del sector financiero de 700.000 millones de dólares, tras insistir en que el Congreso debía adoptarlo esta semana.

"No es un plan concebido ni diseñado de prisa. Hubo una enorme suma de análisis, debates y discusiones antes de que lo presentáramos", indicó un portavoz de la Casa Blanca, Tony Fratto.

Sin embargo, varios senadores expresaron su reticencia ante el plan de rescate. "Me preocupa que no hayamos recibido ninguna prueba creíble de que el plan funcionará", declaró el senador republicano Richard Shelby, de Alabama (sur).

Al mismo tiempo, la amplitud de la crisis llegó a la ONU: en ese foro el presidente estadounidense George W. Bush se mostró confiado en que los legisladores estadounidenses aprobarán el plan y prometió actuar "con la urgencia requerida".

"Les puedo asegurar que mi administración y nuestro Congreso están trabajando juntos", dijo Bush en su discurso ante la ONU, que celebra en Nueva York su Asamblea General.

Bush postergó su prevista asistencia a una jornada de recaudación de fondos el miércoles en Florida para dedicarse a su plan de salvataje de instituciones financieras, informó la Casa Blanca.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, clamó por un "liderazgo mundial" en estos momentos económicos difíciles.

Por su lado, el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, pidió en este foro internacional que las instituciones económicas multilaterales sean reconstruidas "sobre bases enteramente nuevas", porque actualmente no tienen "los instrumentos que necesitan para evitar la anarquía de la especulación".

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, propuso en Nueva York la realización de una cumbre del G8 sobre la crisis y abogó por un "capitalismo regulado" que reprima los abusos.

Desde la semana pasada, la Fed inyectó más de 170.000 millones de dólares en dinero fresco ante la falta de liquidez. La crisis llevó a la quiebra del ícono de Wall Street Lehman Brothers y al borde de la bancarrota a otras instituciones, que debieron ser vendidas o rescatadas en última instancia.

Ahora el secretario del Tesoro Paulson pide al Congreso aprobar un plan de rescate de 700.000 millones de dólares, que consiste en desbloquear fondos públicos para comprar los activos dudosos o "tóxicos" que afectan el balance de los bancos y siembran dudas sobre la solidez del sistema.

Paulson aclaró el martes en respuesta a un senador, que su plan incluye también a los bancos extranjeros que trabajan en Estados Unidos.

Por si fuera poco, el El FBI está investigando a ejecutivos de los gigantes financieros Lehman Brothers, Fannie Mae y Freddie Mac y la aseguradora AIG por supuestamente haber incurrido en desinformación, dijo la CNN este martes.

En este contexto de divergencias, la bolsa de Nueva York cerró en baja: el Dow Jones bajó 1,47% y el Nasdaq 1,18%.

Las bolsas latinoamericanas registraron bajas más pronunciadas: Sao Paulo perdió 3,78%, Buenos Aires -2%, Bogotá -1,79% y México bajó 0,65%.

También los mercados bursátiles de Europa y de la región Asia-Pacífico, escépticas ante el plan de rescate, registraron igualmente retrocesos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes