Congreso mexicano aprueba reforma energética

MEXICO(AP). La Cámara de Diputados aprobó, ayer martes, por mayoría una reforma energética que busca reimpulsar la industria petrolera y la producción de crudo.

Las siete leyes que integran la reforma fueron avaladas una a una en lo general, y sólo se reservaron algunos artículos sobre temas específicos que de inmediato comenzaron a discutirse.

La reforma facilita la participación de empresas privadas en exploración y producción de crudo, mediante la autorización a la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) de celebrar contratos de obras y prestación de servicios con personas físicas y morales.

La ley establece que los pagos a las empresas se harán siempre en efectivo y en ningún caso se les cederá parte del crudo o sus derivados, como ocurre en algunos esquemas con los que compañías operan a nivel internacional.

La aprobación se realizó durante una sesión en la que legisladores izquierdistas se apoderaron de la tribuna para intentar presionar y que se realizaran modificaciones a algunos artículos.

Entre los artículos reservados se encuentra uno por el que legisladores de izquierda buscan que se establezca una cláusula para prohibir expresamente el otorgamiento de contratos por bloques a empresas privadas.

Los legisladores izquierdistas habían señalado que están a favor de la reforma en términos generales, pero han considerado que hay aspectos que deberían clarificarse para impedir que se mantenga abierta la puerta a la privatización de la industria petrolera, nacionalizada en 1938 y considerada desde entonces en símbolo de la soberanía nacional.

La iniciativa aprobada la semana pasada en el senado rechazó una propuesta del presidente Felipe Calderón considerada privatizadora por la izquierda y con la que se pretendía que empresas privadas pudieran construir y operar refinerías.

La acción de los diputados de oposición ocurrió minutos después de que el ex candidato presidencial izquierdista, Andrés Manuel López Obrador, se reunió con legisladores de todos los partidos y les pidió que modificarán la reforma.

El político exige que se incluya una cláusula para prohibir expresamente la posibilidad de que a empresas extranjeras se les asignen bloques específicos para explorar y producir crudo.

Afirmó que las leyes "abren la puerta para que empresas y gobiernos extranjeros puedan explorar y explotar en exclusiva nuestro petróleo tanto en tierra como en las aguas patrimoniales", e incluso consideró que "lo que está en juego es ser país o convertirnos en colonia".

Dijo que eso se lograría a través de un plan de dividir las zonas petroleras en bloques para ser asignados a empresas, como ocurre en algunos países como Estados Unidos y Cuba.

Sus seguidores bloquearon la semana pasada el senado para buscar que se incluyera esa cláusula, aunque los senadores rechazaron hacerlo.

El gobierno ha considerado que la reforma podrá ayudar a reimpulsar la producción de crudo en declive, aunque analistas han estimado que no contiene elementos para revertir la situación actual e incluso que quizá no sería demasiado atractiva para la iniciativa privada.

En los primeros nueve meses del año la producción disminuyó en 9,7%, una tendencia que se ha visto desde 2005.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes