GUPC y Canal de Panamá habían llegado a un preacuerdo que no se concretó

Panamá (EFE).- El Grupo Unidos por el Canal (GUPC) y la Autoridad de Canal de Panamá (ACP) llegaron en diciembre pasado a un principio de acuerdo, que finalmente no se concretó, e incluía nuevos desembolsos por parte de la administración de la vía acuática para que el consorcio pudiera finalizar la obra.

Así lo indica un documento al que tuvo acceso Efe, según el cual la ACP finalmente no firmó el preacuerdo supuestamente alcanzado en una reunión celebrada "el 21 de diciembre ante mediadores de Zurich", la firma que tiene asegurado el proyecto hasta por 600 millones de dólares de acuerdo a datos panameños.

"El documento, acordado entre ambas partes el día 21 de diciembre ante la aseguradora, debía ser firmado antes del día 28 del mismo mes, algo que la ACP nunca llegó a hacer", según la fuente.

El GUPC, que lideran las empresas española Sacyr y la italiana Salini Impregilo, envió el 30 de diciembre pasado una carta a la ACP en la que planteaba la suspensión de las obras en 21 días porque no podía soportar "sobrecostos" que cifró en más de 1.600 millones de dólares.

El Grupo aclaró este domingo que no tiene contemplado parar las obras, cuando vence el plazo de 21 días, aunque señaló que el contrato lo faculta para adoptar esa decisión "en cualquier momento" a partir del 20 de enero.

En el principio de acuerdo, la ACP y el consorcio "afirmaban que la solución más conveniente y rápida para finalizar" la construcción del tercer juego de esclusas era que el GUPC siguiera con el proyecto.

La ACP reconocía "que el monto para la finalización de la obra podría incrementarse en base a los reclamos de GUPC por los imprevistos encontrados en la obra", añade.

También la "incapacidad" de la Junta de Resolución de Conflictos (DAB, por sus siglas en inglés) para tomar decisiones "a tiempo" dada la "complejidad" de los reclamos económicos del contratista.

La DAB y un tribunal internacional en Miami, Estados Unidos, son las instancias superiores previstas en el contrato para procesar reclamos económicos que la ACP no reconozca.

Como solución el documento (de preacuerdo) destacaba que ACP adelantaría dinero al consorcio, que estaría asegurado por el valor de los reclamos pendientes de resolución y se ajustaría en función de las decisiones del DAB

"Es decir, el consorcio no recibiría dinero fuera de contrato sino tan solo un adelanto que le permitiera seguir con la obra. A su vez, GUPC se comprometía a aceptar el plan de ACP para la entrega del resto del proyecto", de acuerdo al documento, titulado "El marco de resolución para la finalización del canal".

El GUPC se adjudicó en el 2009 el contrato de diseño y construcción del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá al presentar una oferta de 3.118 millones de dólares, por debajo del precio máximo establecido por la ACP de 3.481 millones de dólares.

La ACP ha dicho que el reclamo de más 1.600 millones de dólares no está suficientemente sustentado, y ha exigido al consorcio que lo tramite a través de los canales de resolución de conflictos previstos en el contrato.

Las partes mantiene negociaciones desde el pasado día 7 y han planteado sus propuestas económicas.

La ACP propuso un desembolso conjunto de 200 millones de dólares y la moratoria de dos meses en el pago de un anticipo 83 millones de dólares otorgado al GUPC.

El consorcio planteó que la ACP sacar 400 millones de dólares y el GUPC otros 100, mientras que Impregilo difundió a través de los medios una propuesta que implicaba que la Autoridad desembolsara ente 500 y 1.000 millones de dólares.

El administrador del Canal de Panamá, Jorge Quijano, ha anunciado una reunión el próximo martes con la aseguradora Zurich, para analizar la situación del proyecto de ampliación.

La construcción de las esclusas tiene un avance de al menos un 65 %, según la ACP, que ha dicho que ya ha desembolsado 2.831 millones de dólares, 784 en adelantos reembolsables.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes