Controladores aéreos de España empiezan a volver al trabajo

MADRID (AP). España puso el sábado a los controladores aéreos declarados en huelga bajo las órdenes de la autoridad militar y amenazó con encarcelar a quienes rehusen volver a sus labores, en un intento por devolver a la normalidad el tránsito aéreo del país y despejar los aeropuertos abarrotados con viajeros varados y furiosos.

La agencia de aviación civil Aena dijo horas después que algunos de los huelguistas habían vuelto a sus puestos de trabajo.

Para la tarde del sábado más de media decena de aeropuertos ya han reanudado algunos vuelos, entre ellos Madrid, Bilbao y Las Palmas, informó la Aena.

Sin embargo, el ministro de Desarrollo José Blanco dijo que tomará de 24 a 48 horas que las cosas vuelvan a la normalidad si los controladores aéreos cumplen con la orden y regresan a trabajar.

El sindicato de los controladores, USCA, también dijo que las cosas estaban volviendo gradualmente a la normalidad luego de la amenaza del gobierno de encarcelar a los huelguistas.

El paro dejó varados a miles de pasajeros en un fin de semana alargado por días festivos. Muchos viajeros durmieron donde pudieron, incluso en escritorios de servicio al cliente o apoyados en carretillas de equipaje.

Al anunciar el sábado la aprobación de un "estado de alarma", el vicepresidente del gobierno Alfredo Pérez Rubalcaba acusó a los controladores de tráfico aéreo de tratar de chantajear al país y ofreció disculpas a los viajeros que tuvieron que pasar la noche del viernes en los aeropuertos en lo que se supone sería el inicio de un fin de semana alargado por días festivos.

El lunes es un feriado nacional por el Día de la Constitución Española y el miércoles es un feriado religioso. Mucha gente pensaba tomarse también el martes. Por lo general esta es una de las semanas de mayor tránsito de viajeros durante el año en España.

La orden que ponía a los controladores de tráfico aéreo bajo autoridad militar entró en vigor cerca de una hora después del mensaje de Rubalcaba.

Los controladores de tráfico aéreo comenzaron su huelga el viernes por la noche debido a una disputa prolongada con el gobierno en torno a las condiciones laborales, horarios de trabajo y prestaciones.

La gota que derramó el vaso para los huelguistas fue el decreto que aprobó el viernes el gabinete y el cual prevé que los controlares que falten a sus turnos por enfermedad deben compensar las horas perdidas y pueden ser sujetos a revisión médica inmediata si se reportan enfermos.

Imágenes de la televisión española mostraban multitudes de viajeros que deambulaban el sábado en los aeropuertos españoles.

Rubalcaba dijo que los controladores deberán acudir a sus trabajos y, si no lo hacen, pueden ser acusados de un crimen bajo el código penal militar. Si se los declara culpables, podrían ir a la cárcel.

El Ministerio de Defensa asumió el control del espacio aéreo nacional ante la emergencia, pero los militares no están entrenados para operar los equipos civiles.

Los controladores y Aena llevan un año trabados en amargas negociaciones sobre salarios, condiciones laborales y beneficios. La disputa empeoró en febrero luego que el gobierno limitó las horas extra, lo que redujo el salario anual promedio de los trabajadores de unos 350,000 euros (463,000 dólares) a unos 200,000 euros (264,000 dólares).

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes