Corea del Sur defiende el concertado tratado comercial con EEUU

SEUL (AP). El máximo funcionario comercial surcoreano defendió el domingo la concertación de un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y rechazó acusaciones de que Seúl tuvo que hacer demasiadas concesiones para concretarlo.

El ministro de Comercio Kim Jong-hoon afirmó que el pacto se alcanzó tras una difícil transigencia de las partes para salvar del estancamiento a las negociaciones.

El funcionario y el representante comercial estadounidense Ron Kirk concertaron el viernes el acuerdo después de cuatro días de negociaciones que se centraron en las demanda de Washington de que Corea del Sur revisara el texto inicial, a fin de corregir su superávit comercial enorme en el sector automovilístico.

Corea del Sur y Estados Unidos suscribieron originalmente el acuerdo de libre comercio en junio de 2007.

Sin embargo, el trámite para ratificarlo se estancó en medio de los cambios de gobierno en ambos países, la crisis financiera global y las demandas de Estados Unidos de que Corea del Sur adoptara medidas tendentes a reducir su superávit comercial en el ámbito automovilístico y disminuyera las restricciones a las importación de carne vacuna estadounidense.

Corea del Sur, que afirmó durante mucho tiempo que no aceptaría más que el acuerdo inicial, finalmente transigió y atendió las preocupaciones estadounidenses cruciales en el sector automovilístico, pero a cambio recibió beneficios como un aplazamiento de dos años en la eliminación de sus aranceles a la carne de cerdo. La carne vacuna no fue incluida en este acuerdo.

"No comparto algunos puntos de vista de (que el acuerdo fue el resultado) de que hicimos concesiones unilaterales", expresó el domingo el ministro de Comercio, Kim, a la prensa y afirmó que ambos países ganarán con el acuerdo.

Kim regresó el sábado a Corea del Sur al término de su participación en las conversaciones que se efectuaron cerca de Washington DC. Antes de que asumiera como ministro de Comercio, Kim fue el principal jefe de la delegación surcoreana que había negociado el acuerdo original.

El tratado, cuya entrada en vigencia necesita la ratificación del Congreso de Estados Unidos y de la Asamblea Nacional de Corea del Sur, es el mayor de su tipo desde que Washington puso en marcha en 1994 el Tratado de Libre Comercio de América del Norte con Canadá y Estados Unidos.

Entre los principales puntos del acuerdo revisado, Seúl permitirá a Estados Unidos que elimine un arancel de 2,5% a los automóviles surcoreanos cuatro años después de la entrada en vigencia del acuerdo y no de inmediato.

Por su parte, Corea del Sur reducirá a la mitad el arancel que aplica a los automóviles estadounidenses, de 8% a 4%, y lo eliminará al término de cuatro años.

La Asociación de Fabricantes Automovilísticos de Corea acogió el convenio. Afirmó que eliminó la incertidumbre en torno al mercado estadounidense y auguró que el sector del país incrementará su participación en ese mercado, de acuerdo con un despacho de la agencia noticiosa Yonhap.

___

Los periodistas de The Associated Press Hyung-jin Kim en Seúl, y Erica Werner, Julie Pace y Ken Thomas en Washington DC, contribuyeron para este despacho.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes