Cortes de rutas causan desabastecimiento en Argentina

BUENOS AIRES (AP). Más de 200 cortes de rutas en todo el país, provocados principalmente por transportistas de cereales y productores rurales intransigentes, causaban un creciente desabastecimiento de combustibles y alimentos, generando una situación que el gobierno calificó de "intolerable" el jueves.

La consultora Latin Panel, citada por el diario La Nación, informó que el paro patronal, sumado a tendencias inflacionarias, logró frenar por primera vez en cinco años el sostenido aumento del consumo de la población, que acompañó al proceso de recuperación de la economía argentina desde 2003.

"Esto es intolerable, porque por encima del reclamo sectorial está el interés de todos los argentinos", declaró a la prensa el ministro del interior Florencio Randazzo.

Pero reacio a reprimir las "protestas sociales", el gobierno no parece dispuesto a desalojar por la fuerza de las rutas a los piquetes de camioneros y productores que interrumpen, total o parcialmente, la circulación de vehículos en varias provincias.

Los cortes provienen de dos sectores diferentes. Por una parte, los propietarios de camiones que transportan cereales exigen un acuerdo definitivo del gobierno con los productores, para poder reiniciar a pleno su actividad, alegando que el paro patronal que comenzó el 11 de marzo los lleva a la quiebra.

Las cuatro organizaciones de productores levantaron el lunes el tercero de los paros dispuestos en rechazo del nuevo sistema de gravámenes a las exportaciones de soja, girasol y cereales. Pidieron abandonar el corte de rutas, directiva que fue desoída por sectores intransigentes, pero también recomendaron que no comercializaran sus productos hasta que el gobierno acepte modificar las "retenciones".

La presidenta Cristina Fernández reiteró el lunes que el cuestionado sistema de gravámenes es inmodificable, lo excluyó de toda futura negociación con los "ruralistas" sobre otros problemas pendientes y anunció que lo recaudado se destinará a un fondo para combatir la pobreza, lo que pareció colocar el conflicto en punto muerto.

Las cuatro organizaciones de productores se reunirán para analizar el anuncio del gobierno, que en la víspera liberó la exportación de un millón de toneladas de trigo, en gesto conciliador hacia los productores.

A su vez, la Confederación Argentina de Transporte Automotor de Cargas reconoció que hay 223 cortes de rutas en todo el país y que considerarían su posible levantamiento. Pero es probable que un amplio sector desobedezca semejante directiva, si los productores siguen sin comercializar los granos.

Los bloqueos en las rutas están provocando escasez de combustibles en los centros urbanos. En esta capital y en varias ciudades del interior varias líneas de transporte anunciaron reducción de servicios por falta del gasoil que usan sus vehículos.

Los supermercados, almacenes y carnicerías informaron que están agotando sus existencias y que han dejado de recibir nuevos abastecimientos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes