Costa Rica apuesta por mercados de China, Cuba y Panamá

ETIQUETAS

SAN JOSÉ (AFP). Los mercados de China, Cuba, Nicaragua y Panamá son las nuevas apuestas para las exportaciones costarricenses, aseguraron hoy jueves los máximos responsables del comercio exterior, en un año en el que será necesaria "mucha creatividad" para incrementar las ventas.

Así lo manifestó el gerente general de la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer), Emmanuel Hess, quien junto con el ministro del ramo, Marco Vinicio Ruiz, presentó ante la prensa el plan de trabajo para el 2009, aunque en el mismo no hay previsiones de crecimiento de las exportaciones, tras el pequeño aumento del 1,4% registrado en 2008, a 9.473 millones de dólares.

"Las proyecciones son día a día", dijo Hess, para quien el "momento es complicado tanto para dar proyección en manufactura como en servicios", los sectores más perjudicados por la crisis mundial.

Con China, país con el que Costa Rica empezó a negociar en enero un Tratado de Libre Comercio (TLC), las exportaciones crecieron un 8% el pasado año y se espera que sigan en aumento y diversificándose.

Con Panamá, país con el que entró en vigor recientemente un TLC, crecieron un 29% y se espera que sigan en aumento gracias a su crecimiento proyectado -el mayor de la región, según la CEPAL- y a la apertura de una oficina comercial en el país vecino.

El mercado cubano es "clave" para las futuras exportaciones costarricenses, sobre todo de productos farmacéuticos, químicos y para el hogar, aunque todavía debe resolverse los procedimientos del pago, un problema que la isla sufre tanto como Venezuela, según Hess.

Nicaragua, pese a la frialdad de las relaciones políticas entre los dos países, se ha convertido en otro mercado "interesante" para Costa Rica tras el creciente aumento de las ventas.

Además de ahondar en los mercados mencionados, los principales ejes de la estrategia comercial costarricense son la participación en las licitaciones para compras gubernamentales y la implantación de oficinas comerciales en los principales socios comerciales.

El mundo está viviendo "momentos muy complicados por una razón muy clara: el sistema financiero mundial aún no ha arrancado", dijo el ministro, para quien la prioridad en "este año crítico", debe ser ahora "la reactivación del crédito".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes