Costa Rica anuncia medidas para proteger maíz y frijol

SAN JOSE (AP). Las autoridades costarricenses anunciaron hoy viernes un paquete de medidas para proteger a los productores locales de maíz y frijol con el fin de garantizar la disponibilidad y precios accesibles de esos granos en el país.

Los ministros de Economía, Marco Vargas, y el de Agricultura y Ganadería, Javier Flores, explicaron en rueda de prensa que "actualmente existen inconsistencias en el mercado de estos granos", por lo que una de las decisiones fue mantener los aranceles de 20% para el frijol rojo, 30% para el negro y del 15% para el maíz blanco si proviene de países fuera del área centroamericana.

"Esta es una estrategia de responsabilidad social. Debemos unir nuestras voluntades para mantener y mejorar el empleo y los ingresos en el sector rural; esto es mejorar las condiciones de vida de las familias productoras, en beneficio de todos", afirmó Flores.

Datos del ministerio de Agricultura detallaron que en el caso del frijol, la producción nacional de unas 10,300 toneladas apenas alcanza para tres meses de consumo, estimado en unas 45,000 toneladas, mientras para el maíz, la producción es de 16,500 toneladas y el consumo exige unas 59,000 toneladas.

Aunque Costa Rica no produce lo suficiente para abastecer el mercado y debe recurrir a las importaciones, Flores consideró que uno de los problemas detectados es que los comercializadores no concretan compras al productor local, sino que prefieren realizar importaciones a precios inferiores a los nacionales, aumentando los inventarios.

Mientras en el 2007 el país importó 40,279 toneladas de frijol (tanto negro como rojo), para el año pasado la cifra aumentó a 55,367 toneladas.

Flores resaltó que de estas actividades dependen unas 5,000 familias productoras, la mayoría a muy pequeña escala, a quienes el gobierno buscará apoyar aplicando una "cláusula de desempeño"; la misma permitirá una operación más transparente en la importación de los contingentes autorizados por desabastecimiento.

"La aplicación de esta cláusula prevé que, para poder importar con arancel reducido, los agroindustriales deberán cumplir como requisito con compras de la producción nacional además que aseguraría que se beneficiarán de la reducción arancelaria en proporción a sus compras en el mercado nacional", explicó Flores.

Las autoridades también seguirán verificando en los puertos, fronteras y anaqueles los reglamentos técnicos referidos a la calidad del producto importado al tiempo que apurarán las investigaciones sobre nuevas variedades para mejorar la competitividad e incrementarán los esfuerzos de capacitación en temas como el manejo postcosecha.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes