Crisis financiera podría revivir al FMI

Washington(AP). El caos reinante en los mercados financieros globales podría revivir al Fondo Monetario Internacional, el apagafuegos de las finanzas mundiales, que amenaza con adquirir renovada prominencia mediante la concesión de préstamos y el desarrollo de sistemas de alerta que permitan prevenir nuevas crisis.

Decidido a darle un papel más importante a esta organización de 185 naciones, su presidente, el francés Dominique Strauss-Kahn, se propone hacer que los recursos y los conocimientos del FMI desempeñan un papel protagónico en la economía mundial.

Asegura que está listo para iniciar una reforma a fondo.

Las grandes potencias comprometieron 3 billones de dólares para rescatar la economía, pero países como Islandia, Hungría y Ucrania, que enfrentan problemas fiscales particularmente graves, han dicho que probablemente recurran al FMI para salir del pozo.

En los últimos años el FMI ha perdido prominencia. Muchos países habituados a recibir préstamos suyos buscaron fondos en los mercados de capital y acumularon reservas para no tener que ir a mendigar al FMI.

Además, China y otras naciones ricas han estado ofreciendo préstamos a países en desarrollo, sobre todo africanos, sin condiciones.

El FMI, creado luego de la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en una rueda de auxilio de la comunidad internacional en la década de 1990, ofreciendo préstamos a naciones necesitadas e imponiendo estrictas recetas económicas a sus gobiernos.

El presidente egipcio Hosni Mubarak dijo en una ocasión que FMI eran las siglas del Fondo de Miseria Internacional.

El FMI y su pariente, el Banco Mundial, se encuentran uno frente al otro en Washington, a tres cuadras de la Casa Blanca. Son conocidos como las instituciones creadas por el acuerdo de Bretton Woods de hace 65 años, que fijó un nuevo rumbo para la economía mundial. Varios líderes europeos han dicho que es necesario elaborar un acuerdo similar, marcando nuevas pautas.

En un indicio de que el FMI puede estar recuperando prominencia, el primer ministro húngaro Ferenc Gyurcsany dijo a mediados de octubre que estaba en contacto permanente con ese organismo, el cual estaba listo para asistir a Hungría en caso de necesidad y para ayudar a estabilizar la economía mundial.

Strauss-Kahn confirmó que el FMI mantiene estrechos contactos con los húngaros y está dispuesto a analizar "una posible asistencia financiera" y a "responder rápidamente" a cualquier solicitud formal.

Strauss-Kahn indicó que en lo que va del año el FMI había concedido préstamos por 17,000 millones de dólares, comparado con los 110,000 millones que repartió en el 2003.

El abrupto descenso en los ingresos del FMI en concepto de intereses generó un déficit de 400 millones de dólares, heredado por Strauss-Kahn cuando asumió en noviembre pasado. El francés eliminó 400 puestos de trabajo e hizo otros cambios para aliviar las finanzas del organismo, el cual, según dijo, tiene ahora "cientos de millones de dólares" para prestar.

Agregó que acortará a dos semanas el período de tramitación de un préstamo, eliminará muchas de los severos requisitos y se dará prioridad a la respuesta rápida a las crisis.

Edwin Truman, del Peterson Institute for International Economics y ex funcionario de la secretaría del Tesoro estadounidense, pronosticó que el FMI "concederá muchos más préstamos" en el futuro, "pero resta por verse si serán de la magnitud de los de Asia" en la década del 90.

Algunos políticos creen que el FMI no se limitará a conceder préstamos.

El primer ministro británico Gordon Brown recomendó que se reconstruya el organismo para que ayude a resolver mejor los problemas financieros mundiales. Funcionarios estadounidenses han dicho en numerosas ocasiones que el FMI debe ser sometido a profundas reformas para conservar su legitimidad y su importancia.

"El FMI debe ser reestructurado para poder satisfacer las necesidades del mundo moderno. Necesitamos un sistema de alertas para la economía mundial", declaró Brown.

Agregó que en la actualidad se pueden movilizar millones de dólares en un segundo, apretando una tecla, pero que en esta economía global "solo tenemos regulaciones y métodos de supervisión nacionales y regionales".

"Si queremos resolver los problemas financieros globales, hay que buscar mejores métodos", acotó.

Truman opinó que, si bien es positivo el que Brown y otros líderes promuevan un papel más prominente para el FMI en la economía mundial, "no se lo puede transformar en un regulador, en la policía" de las finanzas.

Strauss-Kahn dijo que el comité decisorio del FMI considera que "el fondo es una institución única para un momento como éste, con miembros de todo el mundo, experiencia en cuestiones macroeconómicas y la misión de promover la estabilidad financiera internacional".

Añadió que el comité decidió analizar las lecciones que dejó esta crisis y hacer recomendaciones sobre cómo recuperar la confianza y la estabilidad.

"Nos pidieron actuar de inmediato, y es lo que estamos haciendo", declaró.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes