Crisis griega podría empañar la imagen de Lagarde

ETIQUETAS

PARIS (AP). La candidatura de Christine Lagarde a la dirección del FMI, a la que también aspira el mexicano Agustín Carstens, podría sufrir un tropiezo ahora que la crisis de la deuda griega amenaza con manchar su foja impecable en el manejo de la eurozona.

Con Grecia al borde de una moratoria de pagos, lo que ocasionaría una reacción en cadena que algunos temen desarticule la eurozona, el manejo de la crisis por parte de Legarde y sus colegas será muy criticada, según los analistas.

Lagarde, ministra de Hacienda de Francia, acudirá a Washington la próxima semana a fin de recabar respaldo a su candidatura. Su ventaja ante Carstens, presidente del Banco de México, significa que una moratoria de pagos griega seguramente no empañará sus posibilidades.

Pero volverá a perseguirla en caso de ser elegida, ya que los titubeos europeos y su manejo de la crisis hicieron que se disparara la cuantía del proyecto final de rescate, según los especialistas.

Desde que comenzó a empeorar la crisis griega a principios de año, Lagarde ha sido la personificación de la respuesta europea. En una ocasión amenazó con cancelar el crédito de contingencia a Grecia si el país no cumplía lo pactado.

Pero un año después del primer rescate, Lagarde y sis colegas europeos preparan nuevamente otro plan de rescate para Grecia, pese al fracaso del país en reducir el déficit presupuestario como había prometido.

Lagarde "sostendría que está preparada y dispone de las dotes políticas y gerenciales para articular soluciones negociadas", opinó el economista Simon Tilford, del Centro para la Reforma Europea, una entidad de investigación de Londres. "Pero el problema es que para mucha gente el liderazgo de la eurozona está desacreditado" ante su fracaso para controlar el problema griego de una vez por todas.

"Creo que sería una presidente brillante de la Comisión de la UE, pero no estoy convencido de que sea la persona adecuada" para dirigir el FMI, dijo Tilford.

Muchos inversionistas y economistas sostienen que los problemas de la deuda griega acabarán en la moratoria, y acusan a los líderes europeos de haber diagnosticado mal la crisis desde el primer momento.

Carstens, el rival de Lagarde, cuenta con el respaldo de 12 países latinoamericanos, pero no con el de los dos con mayor poder de voto: Argentina y Brasil.

___

Greg Keller: http://twitter.com/Greg_Keller

El corresponsal de la AP Martin Crutsinger contribuyó en Washington a este artículo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes