Cuba agiliza entrega de tierras tras paso de ciclones

LA HABANA (AP). Tras el paso de dos ciclones que afectaron a la agricultura del país y dejaron miles de toneladas de alimentos inservibles, las autoridades cubanas comenzarán el proceso de entrega de tierras ociosas a productores.

Un comunicado del Ministerio de la Agricultura indicó que a partir del miércoles se comenzará a recibir las solicitudes de los interesados --privados o cooperativas-- en obtener las hasta 40 hectáreas ofrecidas por el gobierno para dinamizar el sector.

"Recuperar la capacidad de producción de alimentos... es una necesidad estratégica y un modo concreto de enfrentar la crisis alimentaria que vive la humanidad de la que formamos parte, y razón adicional y urgente para contribuir a la recuperación de las afectaciones provocadas por los devastadores huracanes Gustav e Ike", dijo el mensaje difundido por prensa estatal cubana.

Con el paso de los dos ciclones de este mes Cuba tuvo una pérdida multimillonaria en la agricultura, a lo que deben sumarse unas 4,000 toneladas de alimentos que ya estaban almacenadas como arroz, chícharos, frijoles o azúcar pero que se dañaron pues se afectaron las bodegas que las contenían, informó el diario oficial Granma el lunes.

Se estiman pérdidas por unos 10,000 millones de dólares a nivel global.

La entrega de tierras ociosas es de las medidas dispuestas por el presidente Raúl Castro para enfrentar una creciente factura externa de alimentos --que este año superará los 2,000 millones de dólares-- y echar a andar el agro nacional.

Otras fueron la mejora en el pago a los productores, la descentralización del sector y hasta la apertura de tiendas para que los campesinos compren su aperos.

Para los interesados que sean productores privados la tierra entregada en usufructo será concedido por un término de 10 años, pero si se trata de personas jurídicas como cooperativas se ofrecerán hasta 25 años; en ambos casos se podrá renovar.

La propiedad contratada es intransferible --no está permitida su venta-- y podrá alcanzar unas 13 hectáreas de extensión para los campesinos que no tienen tierra actualmente, pero si la persona o institución que produce ya está bajo este régimen y es eficiente tendrá hasta 40 hectáreas, indicó la ley.

En caso de que se cometan ilegalidades o se abandonen las tierras se perderá el usufructo. Los usufructuarios tendrán que pagar un impuesto hasta ahora no especificado.

Un reporte de la Oficina Nacional de Estadística (ONE) indicó que el 50% de la tierra agrícola en Cuba está ociosa o subexplotada, un fenómeno que se incrementó en un 9% en sólo cinco años.

El estudio indicó que en 2002 el espacio cultivado constituía el 54% contra el 46% del no cultivado; mientras en 2007 las proporciones se invertían: el 45% era trabajada y el 55% no.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes