Cuba: hogares gastan más energía que industria

LA HABANA (AP). El consumo eléctrico cubano del sector residencial en 2010 fue superior al empresarial y estatal, un fenómeno que se produce por primera vez y que se acrecentará en 2011 cuando comiencen a operar en sus hogares los trabajadores independientes.

En la actualidad la estructura del consumo energético del país se divide en 52% para el sector doméstico y el 48% el no residencial (que incluye a las empresas estatales y mixtas), explicó a periodistas Tatiana Amarán, directora del área de Uso Racional de la Energía, del Ministerio de la Industria Básica (Minbas).

"La estructura de consumo se invirtió precisamente en el 2010... es la primera vez en toda la historia, siempre ha sido más grande el consumo del sector no residencial", dijo.

Indicó que se esperará el transcurso de este año antes de dictaminar si la situación obedece a una merma en el nivel productivo o es el efecto de otros factores combinados como un fuerte programa de ahorro en el sector estatal y un incremento ostensible de la compra de electrodomésticos.

Amarán apuntó que "afortunadamente" pese al cambio hubo un incremento en el producto interno bruto del país, un indicador que podría mostrar que no se trata de una caída en la producción.

Paralelamente indicó que la compra de electrodomésticos por parte de la población "se triplicó" en 2010.

Las leyes cubanas establecen que las empresas importadoras de artículos eléctricos para los hogares deben obtener una licencia --dura dos años-- del propio Minbas, que mide si el gasto de energía del producto se condice con lo establecido en el país.

En 2008 por ejemplo el consumo doméstico era de 47%, mientras que el sector no residencial se llevaba el 53%. En 2009 era mitad y mitad.

Amarán reconoció que las nuevas disposiciones por la cual el gobierno autorizó licencias para trabajo independiente a miles de personas con el objetivo de estimular la economía del la nación caribeña presionará más sobre aún este año sobre el consumo doméstico.

"Justamente porque las licencias a trabajadores privados están asociadas a que ofrezcan servicios desde los portales o áreas aledañas a sus viviendas. Hoy no hay una tarifa especial para ellos", expresó.

"Para el país no es un peligro porque tiene capacidad y disponibilidad de generación suficiente para garantizar el servicio", aclaró.

En 2005 el gobierno cubano atravesó una difícil situación con apagones de horas que obligó al entonces presidente Fidel Castro a salir en televisión para explicarla. Se comenzó entonces un fuerte programa de control energético, inversiones en redes y el cambio masivo de electrodomésticos y bombillos por otros "ahorradores".

También se pusieron en marcha decenas de pequeñas centrales locales para complementar la generación de las enormes centrales térmicas del país. Actualmente el 40% de la energía se produce en las primeras y el 60% en las segundas, manifestó la funcionaria.

Indicó que la demanda promedio máxima registrada en el país es de 2,800 megawatt (se produce sobre las 18 horas) y la potencia instalada es de 5,216 megawatt.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes