Cuba importará suministros para nuevas pequeñas empresas

LA HABANA (AP). El gobierno cubano invertirá unos 130 millones de dólares en importar el próximo año suministros para los trabajadores autorizados a prestar servicios independientes como parte de las reformas al modelo economico de la isla, pero señaló que no abrirá un mercado mayorista.

"El país asegurará, en la medida de lo posible, la materia prima y suministros para el ejercicio del trabajo por cuenta propia", dijo el viernes el periódico oficial Granma.

De las 178 actividades que se autorizaron a partir del mes pasado para que los ciudadanos puedan desempeñarse sin tener como empleador al Estado, 31 no requieren materia prima como profesores particulares o traductores; otras 34 necesitan mínimas materias primas como relojero o zapatero.

Sin embargo, el resto de categorías requieren herramientas, equipos o infraestructura para su ejercicio, reconoció María Victoria Coombs, directora de Empleo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

La normativa de octubre que regula el trabajo independiente incluso mantuvo suspendida la entrega de licencias nueve rubros como carroceros (que reparan la carrocería de autos) o pulidor de piso, precisamente porque no es posible obtener en la isla los insumos de manera legal y quienes realizan la actividad lo hacen con suministros robados de centros estatales.

Sin embargo, el abastecimiento de materias primas correrán a cargo del Estado y "prevalecerán las ventas minoristas a través de la red de establecimientos en ambas monedas, pues las condiciones de la economía no permiten crear a corto plazo un mercado mayorista con precios minoristas diferenciados para los trabajadores de este sector", indicó Enrique Ramos, director de Comercio del Ministerio de Economía y Planificación.

En la isla circulan el peso cubano y el convertible, que tiene una tasa de cambio con divisas internacionales como el dólar o el euro.

Los cubanos suelen quejarse de que los comercios ministoristas, en manos del Estados, tienen precios muy elevados, en comparación con otros países.

Ramos indicó que "para el año 2011 se proyecta incorporar a la oferta actual de bienes y recursos cuyo costo de importación, tanto de productos terminados como de materia prima, estará en el orden de los 130 millones de dólares, de los cuales 36 millones corresponden a alimentos".El presidente Raúl Castro anunció a mediados de año que la isla se encaminaba a "actualizar" su modelo socialista con una apertura para la realización de algunas actividades privadas, pero sin perder un férreo control del Estado.

Además Castro informó que se reestructurará el sector laboral pues medio millón de puestos del Estados se perderán a fin de adecuar las plantillas de las empresas y ministerios a la demanda real. Mientras se lanzó una fuerte campaña de recaudación impositiva.

Las autoridades aseguraron que la bondad de las leyes laborales de la isla, los subsidios extendidos y las gratuidades contribuyeron a formar un país poco eficiente y una economía en crisis.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes