Cuestionan énfasis en déficit como respuesta a crisis del euro

FRANCFORT ( AP). Europa está adoptando una actitud más severa con la deuda pública. Luego de más de dos años de batallar para rescatar a gobiernos en problemas financieros, los líderes de la eurozona están listos para acordar un tratado que obligará a los estados miembros a colocar límites en sus leyes nacionales a los déficit.

A primera vista, parece algo lógico: después de todo, la crisis estalló luego que demasiados gobiernos gastasen y tomasen prestado mucho por demasiado tiempo.

Pero varios economistas _y algunos políticos_ dicen que el énfasis en reducir los déficit es erróneo y que se están desatendiendo problemas más fundamentales.

El principal problema, dicen, es la forma en que fue implementado el euro, una moneda detrás de la cual hay múltiples presupuestos gubernamentales, economías moviéndose a diferentes ritmos y ningún tesoro central respaldándolas.

Hasta que esas deficiencias institucionales no sean resueltas, dicen los economistas, el euro seguirá siendo vulnerable. Hasta ahora, Grecia, Irlanda y Portugal han necesitado recibir fondos de emergencia de otros gobiernos de la eurozona y del Fondo Monetario Internacional para evitar entrar en mora de pagos de sus deudas.

No obstante, líderes europeos impulsan un nuevo tratado antideuda como la prioridad de sus esfuerzos para restaurar la confianza de los mercados. Líderes de la Unión Europea esperan un acuerdo sobre el texto del tratado en una reunión que comenzará el lunes, y buscan firmarlo en marzo.

El tratado propuesto presiona a los países a limitar los déficit "estructurales" _no causados por los altibajos del ciclo de negocios_ a 0,5% del producto interno bruto, o de lo contrario serían multados. Eso se agregaría a otras legislaciones recientes de la UE para hacer más estricto el cumplimiento de los límites de la eurozona: déficit generales de 3% del PIB y una deuda nacional de 60% del PIB.

Además, los líderes europeos están exhortando a los países a mejorar el crecimiento reduciendo regulaciones y otras barreras a los negocios.

Pero economistas como Jean Pisani-Ferry, director del centro de estudios Bruegel, en Bruselas, dicen que es sorprendente que los gobiernos se estén concentrando en reglas en torno al presupuesto, dada la experiencia previa de Europa con ellas. Un grupo de reglas previas fue prácticamente ignorado a instancias de Francia y Alemania en los primeros años tras la implementación del euro en 1999.

Y algunos de los países que ahora están en mayores problemas _como España e Irlanda_ se mantuvieron bien por debajo del límite de la deuda durante años.

" Esto sugiere que esa idea simplista de que una implementación estricta de las reglas hubiera evitado la crisis debe ser tratada con cautela", escribió Pisani-Ferry en un artículo reciente para Bruegel.

Algunos políticos europeos están expresando también dudas sobre el énfasis en los déficit. Entre ellos están el primer ministro italiano Mario Monti, que ha advertido que el crecimiento es la solución real para reducir la deuda a largo plazo.

Y Christine Lagarde, la directora del FMI, ha exhortado a un enfoque más amplio. La funcionaria llama a una disposición a compartir la carga de respaldar a bancos y otros riesgos financieros para que los problemas de un país no se vuelvan una crisis en todo el bloque.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes