Cumbre OMC cierra sin acuerdo tras críticas de EEUU

La undécima cumbre ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC) concluyó el miércoles en Argentina sin acuerdos sustanciales tras arduas negociaciones que chocaron con la posición inflexible de Estados Unidos, otrora uno de sus máximos defensores.

Ministros de comercio de 164 países deliberaron durante tres días en Buenos Aires en busca de consensos sobre alimentos y agricultura, comercio electrónico, subsidios a la pesca y desarrollo, entre otros temas.

El director general de la OMC, Roberto Azevedo, dijo durante la ceremonia de clausura que se sentía decepcionado por la falta de resultados.

“Estado Unidos es uno de los grandes protagonistas (de la OMC) y cada vez que uno de ellos tiene una perspectiva distinta esto se traduce en incertidumbre”, apuntó el funcionario en una conferencia de prensa posterior.

Susana Malcorra, presidenta de la cumbre ministerial de Buenos Aires y excanciller argentina, dijo a su vez que “hay una decisión política de algunos miembros con una posición contraria al comercio integrado. Esto nos pone en un punto de inflexión, en una encrucijada. Esto no se dio en la anterior reunión de Nairobi” en 2015.

Estados Unidos ha sido uno de los principales defensores de la OMC. Sin embargo, el presidente Donald Trump ha mostrado una actitud proteccionista en defensa de los intereses comerciales de su país y reclamó reformas al organismo con sede en Ginebra.

En el preludio de las negociaciones en Buenos Aires, su representante de Comercio, Robert Lighthizer, dijo el lunes que la OMC está “perdiendo su foco esencial en la negociación comercial” y "convirtiéndose en una organización centrada en el litigio".

El enviado de la administración de Trump también cuestionó a “cinco de los seis países más ricos” del mundo, a los cuales no identificó, por abusar de exenciones comerciales bajo su status de naciones en vías de desarrollo, en una crítica velada que pareció tener como destinatario a China.

La organización dedicada a fijar las reglas del comercio mundial exige que sus acuerdos se suscriban por la totalidad de los miembros.

“Los miembros de la OMC tienen que enfrentar un hecho simple: fallamos en alcanzar todos nuestros objetivos y no avanzamos en ningún acuerdo multilateral”, lamentó en un comunicado Cecilia Malmström, comisionada para comercio de la Unión Europea. “Ni siquiera se acordó detener los subsidios a la pesca ilegal. Espero que varios de los miembros de la OMC, cuyas acciones en Buenos Aires impidieron un acuerdo, utilicen el tiempo que sigue a esta reunión para una valiosa autorreflexión”.

Mauricio Claveri, analista económico y especialista en comercio exterior, consideró lógico que en Buenos Aires no se materializaran grandes avances.

Estados Unidos “era uno de los principales sostenes” de la OMC y a partir de “una vuelta a la protección de sus sectores, ve la ambición de la OMC como algo riesgoso para sus políticas internas”, opinó.

Al mismo tiempo “hay 40, 50 posturas diferentes, la de China, India, los países en desarrollo, los nuevos emergentes y entonces es complicado avanzar en acuerdos”.

Pese a sus dificultades, Malcorra consideró que es preferible una OMC imperfecta a no tener ninguna.

“En el siglo XX, antes de la OMC, las diferencias comerciales derivaban en guerra. Lo más importante es que hay una mesa donde discutimos estas cuestiones. En la valoración de la OMC, es un elemento fundamental para evitar que todos estos movimientos generen decisiones más graves aún”.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes