Da Silva se reúne con primer ministro chino

BEIJING (AP). El presidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva se reunió hoy martes con el primer ministro chino Wen Jiabao, en el segundo día de una visita destinada a consolidar los lazos entre dos de las más grandes naciones en vías de desarrollo, cuando éstas buscan un papel más prominente en la discusión de un nuevo orden financiero mundial.

Da Silva tenía previsto reunirse más tarde con su par chino Hu Jintao y otros líderes supremos del régimen comunista chino. El presidente sudamericano también inauguró el martes un centro de estudios brasileños y presidió un foro de negocios en el que se destacó el crecimiento veloz del comercio y las inversiones entre los dos países.

Los detalles de la conversación entre Da Silva y Wen no se hicieron públicos de inmediato. Sin embargo, al reunirse más tarde con el vicepresidente Xi Jinping, el brasileño dijo que esperaba con optimismo la firma de acuerdos entre entes chinos y la petrolera estatal brasileña Petrobrás, bancos y otras compañías.

"Nuestra sociedad estratégica se está consolidando", dijo. "La crisis económica no ha impactado hasta ahora el crecimiento de nuestro comercio bilateral".

Las conversaciones entre los mandatarios también versarán sobre el uso de energía renovable, la prevención del proteccionismo global y la actual crisis económica.

Antes de partir el miércoles con destino a Turquía, Da Silva también visitará la Agencia de Tecnología Aeroespacial China, en un acto que subrayará tanto la cooperación como la competencia entre los dos países, ya que China construye bajo licencia aviones de pasajeros de la brasileña Embraer pero también produce aeronaves que compiten con aquellos.

La visita de Da Silva es parte de sus esfuerzos para consolidar las relaciones con Rusia, la India y China, las llamadas naciones BRIC _ por sus iniciales _ que han impulsado gran parte del crecimiento reciente entre las economías emergentes y exigen un papel mayor en determinar el nuevo orden financiero mundial.

En un editorial publicado el martes en el diario oficial China Daily, el presidente brasileño dijo que las economías emergentes como Brasil y China tienen la responsabilidad de ayudar a construir un "orden internacional más justo".

Las dos naciones deberían estar "totalmente conscientes de la responsabilidad compartida de Brasil y China de ayudar a generar las reformas fundamentales en el gobierno global que el mundo necesita en forma tan urgente", escribió.

El presidente no dio detalles, pero la semana pasada en una entrevista con una revista dijo que China y Brasil deberían comerciar en sus propias monedas y no en dólares, algo que Brasil ya acordó con Argentina.

Brasil anunció este mes que China ya superó a Estados Unidos como su más importante socio comercial.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes