Demócratas proponen aumento al abultado plan de estímulo

WASHINGTON (AP). Dos demócratas prominentes propusieron incorporar al programa de recuperación económica del presidente Barack Obama 25,000 millones de dólares para carreteras y transporte público, a pesar de la queja general entre legisladores de que el plan ya es demasiado costoso.

"Nuestras carreteras están saturadas. La gente va a trabajar entre atascos", dijo la senadora demócrata Dianne Feinstein el martes al tiempo que con su colega Patty Murray anunciaba la propuesta de ambas.

El debate en el Senado comenzó luego que Obama hizo otro llamado a obrar con premura sobre el programa al pedir a los legisladores que actúen "con el mismo sentido de urgencia que los estadounidenses sienten cada día".

La propuesta de aumentar la inversión en carreteras elevaría el gasto a 40,000 millones de dólares y reforzaría los reclamos de los legisladores demócratas y republicanos de que el plan de Obama no es suficiente para mitigar el atraso en proyectos no terminados. Los programas del transporte público recibirían una nueva suma de 5,000 millones de dólares, mientras los proyectos hidráulicos tendrían 7,000 millones más.

Los republicanos prepararon un plan que reduciría el costo de las hipotecas para reanimar al mercado inmobiliario.

El proyecto legislativo del plan de estímulo económico con 885,000 millones de dólares enfrenta inconformidades de demócratas y republicanos en el debate de esta semana, pues legisladores de los dos partidos pretenden anular las ideas que no impulsen de inmediato a la economía.

"La meta es formar un paquete que esté más dirigido, que sea más pequeño en tamaño y que de verdad se enfoque en salvar o crear empleos y recomponga a la economía", dijo la senadora republicana Susan Collins. Previó que planteamientos como entregar 870 millones de dólares para combatir la gripe aviar serían eliminados.

La Cámara de Representantes, con mayoría demócrata al igual que el Senado, aprobó una versión del plan con 819,000 millones de dólares, la cual no recibió ningún voto republicano. Una vez avalado el proyecto senatorial, los legisladores de las dos instancias tendrían que armonizar las dos versiones.

Entre los senadores demócratas hay presiones de colegas de su mismo partido para reducir el proyectado gasto de 885,000 millones de dólares. Obama se reunió el lunes por la noche con dirigentes partidistas en la Casa Blanca para analizar la estrategia a seguir.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes