Desastres dificultan planes para reinventar Japón Inc.

TOKIO ( AP). Antes que varios desastres castigaran recientemente a la nación japonesa, sus gobernantes prometieron combatir el estancamiento económico con un nuevo espíritu empresarial y buenas relaciones con el resto del mundo.

El libre comercio y mayores lazos económicos podrían apuntalar su estancada economía, castigada por la deflación, por una China emergente en la escena mundial y por la expansión económica de países más modestos como Corea del Sur.

Japón encara ahora las consecuencias de un sismo, un maremoto y fugas de radiación en varios reactores nucleares.

Todos esos gastos han sido calculados en 25 billones de yenes (305,000 millones de dólares), cifra similar al tamaño de la economía de Grecia.

China, cuya expansión económica supera en ocasiones el 10% anual, adelantó a Japón el año pasado como segunda potencia económica mundial.

Japón encara además desafíos demográficos con una población envejeciente, donde el 40% de sus ciudadanos tendrá 65 años o más para el 2050.

" Japón ha sido, y es, en muchos aspectos, una fortaleza", dijo el profesor Jean-Pierre Lehmann, catedrático de política económica internacional en la escuela de ciencias empresariales IMD de Lausana, Suiza, y mencionó como ejemplo los bajos niveles de importaciones, inversiones centradas en el país y escasos trabajadores extranjeros.

Y pese a su sólida posición económica en el escenario mundial por su tamaño, ha quedado muy rezagado en términos de liderazgo y de marcar la pauta en la agenda comercial global.

" En realidad, Japón ha sido irrelevante", dijo Lehmann en referencia a la actuación nipona en las atascadas negociaciones de la Organización Mundial de Comercio. " Es mucho menos importante que países como Brasil, por ejemplo, a la hora de fijar la política mercantil".

El secretario general de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo, el mexicano Miguel Angel Gurría, dijo que las recientes tragedias quizá obliguen a Japón a acelerar el examen de sus pesados problemas fiscales.

" En estos momentos, existe la oportunidad de sembrar un futuro mejor", dijo Gurría la semana pasada a los periodistas en Tokio.

Los problemas económicos que encara Japón son ilustrados por el anuncio de una de sus empresas emblemáticas.

Panasonic Corp., el principal fabricante de electrodomésticos de Japón, anunció que reducirá 17,000 empleos de su plantilla en todo el mundo.

El presidente Fumio Ohtsubo dijo el jueves que el empresa minimizará sus operaciones a fin de incrementar sus ganancias, lo cual incluirá la venta de filiales y la reducción de su personal de casi 367,000 trabajadores a 350,000 en los dos próximos años fiscales.

La firma con sede en Osaka informó de una pérdida de utilidades de 40,700 billones de yenes (499 millones de dólares) en el primer trimestre.

Los especialistas sostienen que si Japón adopta la apertura mercantil tras los desastres, necesitará un liderazgo audaz en una clase política que ha mirado siempre hacia adentro.

" Creo que se trata de una oportunidad única si las generaciones jóvenes hacen sus deberes y si tienen suficiente valor para enfrentarse al estatus quo", sentenció el profesor Noriko Hama, de la facultad de postgrado de ciencia empresariales de la Universidad Doshisha, en Kioto. " El público está dispuesto a respaldarles".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes