Despidos en Bolivia tras caída de precios de minerales

La Paz(AP). Varias empresas anunciaron despidos en la principal región minera de Bolivia tras la caída de los precios de los minerales en el mercado internacional, que empresarios y expertos locales atribuyen a la crisis mundial.

La caída de precios es más severa en el zinc que representa el 60% de las exportaciones mineras y con su precio actual de 64 centavos la libra fina "muchas empresas paralizaron y comenzaron a entregar cartas de preaviso (despido)", dijo a la AP por teléfono el presidente de los empresarios de Potosí, Roberto Emilio Valda. No precisó el número de avisos entregados a los obreros.

En esa región minera situada al sur la producción alcanzó a 5,000 toneladas por día en momentos en que la cotización del zinc llegó a dos dólares la libra fina. Hoy está en 2,000 toneladas diarias, acotó.

"La recesión que vive Europa, Asia y Estados Unidos afectará sobre todo a las materias primas y los países que sólo exportamos materias primas somos más vulnerables. No creo que esto se recupere pronto", dijo.

El ministro de Minería Luis Alberto Echazú declaró a periodistas el martes que la crisis internacional afectará al país por una caída en las cotizaciones también del estaño, el cobre y la plata.

Aunque los precios comenzaron a disminuir antes que estallara la crisis financiera en Estados Unidos "la tendencia a la baja de los minerales es más fuerte ahora que la estimada inicialmente", comentó el analista en asuntos mineros Ramiro Paredes.

Los buenas cotizaciones ubicaron a los minerales en el segundo lugar de las exportaciones después del gas natural con ventas por 1.385 millones de dólares en 2007, el 31% de las ventas globales de Bolivia.

Más de 1,000 empleos dependen directamente de la minería, la mayor parte están en las llamadas cooperativas mineras que trabajan con poco capital y tecnología obsoleta.

En 1986 una caída en las cotizaciones obligó a la empresa estatal a echar a la calle a 23,000 mineros y varias mineras fueron cerradas.

Los buenos precios del petróleo que influyeron a su vez en el gas natural, de los minerales y la soya, los tres principales productos de exportación de Bolivia, permitieron al gobierno de Evo Morales acumular 7.100 millones de dólares en reservas internacionales hasta junio, todo un récord, que según las autoridades permitirá amortiguar los efectos de la crisis.

Pero el boon de los buenos precios en las materias primas encontraron a Bolivia sumida en una crisis política que le impidió aprovechar mejor la buena coyuntura.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes