Directivo del BCE dice que renunció molesto por rumbo de la unión

FRANCFORT (AP). Uno de los miembros de la junta directiva del Banco Central Europeo analizó públicamente las razones de su sorprendente renuncia y dijo que no le gusta el rumbo que ha emprendido el conjunto de la eurozona, que ahora se debate para tratar de recaer en la recesión.

"Existe un amplio tema que explica todo esto: que no estoy satisfecho con la forma en que ha evolucionado la unión de esta divisa", dijo Juergen Stark.

En una entrevista que aparecerá en las ediciones del lunes de la revista alemana Wirtschaftswoche, Stark dijo que aunque el BCE logró mantener a raya la inflación en la eurozona, mediante los ajustes de las tasas de interés, algunos gobiernos toleraron alzas desmedidas de los salarios y expansiones insostenibles de la industria de la construcción residencial, que precedieron a la crisis.

Stark abandonará su cargo a fines de año, dos años y medio antes de que concluya su mandato de ocho años en el consejo de administración de la entidad, integrado por seis miembros. El consejo maneja las operaciones diarias del banco en su sede de Francfort, mientras que las decisiones sobre los tipos de interés son adoptadas por un consejo de 23 miembros, al que también pertenece el banquero.

Stark dijo que el BCE ha hecho su parte para mantener a raya la inflación aunque no puede enmendar los errores de los gobiernos individualmente cometidos, que acumularon un exceso de deuda soberana o sus economías dejaron de ser competitivas al encarecer sus costos laborales.

"No sobrecarguen al banco central", advirtió.

Agregó que los gobiernos deberían haber evitado los problemas financieros al moderar los costos laborales. Stark dijo además que los gobiernos no impidieron los estallidos de la burbuja del ladrillo y que contribuyeron en gran manera a la crisis de la eurozona. No mencionó por nombre a los países, aunque los costos laborales se dispararon en Grecia, lo que perjudicó la economía y las finanzas estatales y tanto Irlanda como España experimentaron un auge desmedido en la industria de la construcción, que estalló finalmente y se mantiene hoy paralizada.

Con anterioridad el BCE dijo que Stark se irá a finales de años por razones personales.

Los analistas dijeron que al parecer renunció debido a la oposición al programa del BCE de adquirir bonos soberanos, pero Stark no mencionó en la entrevista el tema de la compra de bonos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes