Director de Bank of America se irá a fin de año

NUEVA YORK (AP). Ken Lewis, el director general del Bank of America, dejará la compañía tras casi un año de controversias originadas cuando el banco adquirió la casa de corretaje Merrill Lynch.

El banco dijo la tarde del miércoles en un comunicado que Lewis, de 62 años, se retirará como director y también dejará la junta directiva de la compañía para fin de año. Su sucesor será seleccionado antes de que su salida se haga efectiva el 31 de diciembre, agregó.

Los accionistas ya habían despojado a Lewis de su título de presidente hace unos meses. La noticia de su partida no fue sorprendente, ya que Lewis sufrió una intensa presión tras haber adquirido a Merrill.

Lewis había dicho que seguiría como director general hasta resolver los problemas financieros de la compañía, un proceso que se espera llevará varios años. Sin embargo, el ejecutivo parecía cada vez más vulnerable, ya que el banco también era criticado duramente por funcionarios del gobierno.

"El ha cargado con un gran blanco en su pecho por el negocio de Merrill Lynch y sólo me puedo imaginar el estrés emocional que habrá sufrido", dijo Alan Villalon, analista principal de investigación en First American Funds, un fondo que posee acciones de Bank of America.

El trato comenzó a ser criticado cuando Bank of America reveló que las pérdidas de Merrill eran mucho mayores de lo que se esperaba. Luego, el banco pidió al gobierno 20,000 millones de dólares adicionales, en parte para cubrir esas pérdidas.

La casa de corretaje había perdido 15,000 millones de dólares en el cuarto trimestre del 2008 y un total de más de 27,000 millones en el año. Al final, Bank of America recibió 45,000 millones de dólares en asistencia del gobierno.

Las críticas contra Lewis no hicieron más que aumentar cuando Merrill Lynch, a sabiendas de los ejecutivos del banco, dispensó miles de millones de dólares en bonificaciones anuales a sus empleados, mientras Bank of America pedía al gobierno más dinero. La adquisición se acordó en el peor momento de la crisis financiera y el trato se cerró el 1 de enero, pero las bonificaciones se pagaron en diciembre, en lugar de su fecha habitual de enero.

Las críticas no se han apagado y el secretario de Justicia de Nueva York, Andrew Cuomo, envió citatorios a cinco miembros de la junta del Bank of America en una investigación de la compra de Merrill.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes