Dura negociación entre Grecia y acreedores bajo presión del FMI

ETIQUETAS

ATENAS,( AFP) - El jefe del lobby bancario internacional IIF llega este jueves a Atenas para proseguir con la dura negociación entre el gobierno griego y sus acreedores privados con el fin de reducir parte de la deuda del país, todo ello bajo intensa presión del FMI.

Charles Dallara, dirigente del Instituto de Finanza Internacional (IIF), ya declaró reiteradas veces que los banqueros no aceptarán voluntariamente una reducción superior al 50% de sus títulos griegos que permitiría una quita de unos 100.000 millones de euros de deuda del país.

Para el Fondo Monetario Internacional (FMI), el objetivo es reducir el porcentaje de deuda pública griega del 160% actual al 120% del PIB en el año 2020. Esa es la condición indispensable para que el FMI desbloquee una serie de préstamos que Grecia necesita de forma absolutamente urgente.

Sin embargo, la propuesta de los acreedores privados sólo permitiría llegar a un endeudamiento de en torno al 130% del PIB, según fuentes informadas.

"Para asegurar la viabilidad de la deuda de Grecia, es esencial que un nuevo programa se base en una combinación de participación del sector privado y de apoyo del sector público, que reduzca la deuda a 120% del PIB en 2020", indicó el miércoles por la noche el FMI.

Por el momento, el sector público -- en particular el Banco Central Europeo (BCE), que tiene 45.000 millones de deuda griega -- hace oídos sordos.

Según declaró el jueves el presidente del Eurogrupo Jean-Claude Juncker al diario francés Le Figaro, "se plantea" no obstante una contribución del BCE a los esfuerzos de reestructuración de la deuda griega.

"La cuestión se plantea, pero no sería razonable que el presidente del Eurogrupo invite a la BCE a orientar su política en un sentido u otro", dijo.

"Hallen una solución, y aplíquenla rápidamente", declaró por su lado al Financial Times Brian Moynihan, jefe de Bank of America Merrill Lynch, desde Davos, donde se reúne esta semana el Foro Económico Mundial (WEF).

En Berlín, la canciller alemana, Angela Merkel, recibió al nuevo presidente del gobierno español Mariano Rajoy, al que expresó el apoyo de su país a las reformas y cura de austeridad llevadas a cabo en España.

Es "absurdo prometer más dinero si no luchamos contra los orígenes de la crisis", había declarado el miércoles Merkel a seis diarios europeos.

Entretanto, pese a las inquietudes que suscita el caso griego (el FMI sólo le otorgará préstamos si la deuda de Atenas es soportable, es decir si se halla un acuerdo con los acreedores), los mercados financieros reaccionaban con tranquilidad y no estaban, como tantas veces en el pasado, al borde de la crisis de nervios.

"Hay una presión muy fuerte de todos los Estados miembros sobre Grecia y sobre los bancos para que lleguen a un acuerdo", según una fuente europea.

Los operadores recibieron además la buena noticia de la Reserva federal estadounidense (Fed) que anunció el miércoles que mantendría sus tasas muy bajas al menos hasta 2014. Las principales bolsas europeas cerraron el jueves con claras alzas.

En el mercado de obligaciones, hubo el jueves otra buena noticia.

Italia captó 5.000 millones de euros (6.570 millones de dólares) con bonos que vencen en 2014 ofreciendo intereses en fuerte baja, lo que muestra una disminución de la presión sobre este país de la zona euro, con una colosal deuda de 1,9 billones de euros (120% de su PIB).

En efecto, las tasas de las obligaciones italianas a 10 años cayeron este jueves por debajo del 6% -- contra 6,2% el miércoles, y 7% a principios de mes -- por primera vez desde fines de 2011.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes