EEUU agasajará al presidente chino, trata de mejorar relaciones

BEIJING (AP). Estados Unidos agasajará en los próximos días al presidente de China, Hu Jintao, con un banquete fastuoso de Estado en la Casa Blanca y otras pompas reservadas por lo general a amigos y aliados cercanos, con el objetivo de mejorar las relaciones con una China fortalecida y próspera, en medio del contexto de una recuperación económica endeble.

La confianza inestable entre Estados Unidos y China se ha ido erosionando recientemente por una serie de cuestiones políticas _desde diferencias sobre política monetaria y barreras comerciales, hasta la proliferación nuclear y Corea del Norte_ y ambas partes parecen reconocer la necesidad de recalibrar las relaciones.

Estados Unidos es uno de los mayores mercados de China, con 380.000 millones de dólares en comercio anual en gran medida a favor de Beijing. Washington necesita cada vez más ayuda de Beijing para el manejo de los problemas del mundo, desde la piratería en Africa y el programa nuclear de Irán hasta la revigorización de la economía mundial.

Estados Unidos es una superpotencia y China, una nación emergente y próspera que se muestra cada vez más enérgica.

"Es absolutamente crítico que ambos países concerten una postura de moderación y compromiso a favor de una relación efectiva y positiva", dijo el experto Charles Freeman, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales. Freeman fue negociador comercial durante el gobierno del presidente George W. Bush.

El banquete de estado que dispensará el presidente Barack Obama será el primero para Hu en Estados Unidos. En antelación a la visita de Hu, funcionarios de ambos países fueron claros en sus pronunciamientos a favor de una mejora en las relaciones bilaterales.

Hu dará inicio el martes a su visita de cuatro días. Es previsible que el gobernante de China destaque el surgimiento pacífico de su país en un discurso que pronunciará el jueves ante líderes empresariales y de opinión en Washington y que exalte en Chicago los beneficios del mercado y las inversiones de su país.

La secretaria de estado norteamericano, Hillary Rodham Clinton, dijo el viernes en un discurso que los dos países necesitan superar sus discrepancias e impedir el enredo de sus intereses compartidos y entrelazados.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes