EEUU registra déficit de 130.000 millones en mayo

ETIQUETAS

El presupuesto mensual del gobierno federal regresó a cifras deficitarias en mayo después de un superávit grande en abril. Pero el desequilibrio general hasta ahora es menor al del mismo período del año pasado, colocando al país camino a su déficit anual más bajo en seis años.

El Departamento del Tesoro dijo el miércoles que el déficit de mayo totalizó 130.000 millones de dólares después de un superávit de 106.900 millones en abril, mes en que el gobierno normalmente tiene excedentes debido a un flujo de ingresos fiscales.

Para los primeros ocho meses de este año presupuestal, el déficit totaliza 436.400 millones de dólares, abajo 30% con respecto a los 626.300 millones del mismo período en el 2013. Fue la diferencia menor desde 2008. La Oficina de Presupuesto del Congreso está pronosticando un déficit de 492.000 millones de dólares para todo el año presupuestario, que termina el 30 de septiembre.

El gobierno ha registrado déficit en mayo —un mes en el que no hay pagos fiscales importantes— en 59 de los últimos 60 años. El déficit del mayo de este año fue ligeramente inferior al de 138.700 millones de dólares del de 2013.

La mejoría de este año refleja una economía y mercado laboral más fuertes, lo que se traduce en más ingresos y más recaudación fiscal. Además el gobierno ha reducido el gasto para controlar el alza deficitaria en años recientes.

Los ingresos de este año totalizaron 1,93 billones de dólares hasta mayo, 7,5% más frente al mismo período de hace un año. El gasto del gobierno en este lapso totalizó 2,37 billones de dólares, una reducción de 2,3% con respecto a hace un año.

En 2008, el gobierno registró un déficit de 458.600 millones de dólares, lo que fue un récord al alza en su momento. Pero ese récord fue eclipsado pronto ya que el gobierno registró desequilibrios superiores a un billón de dólares en los siguientes cuatro años. Esos déficits reflejaron una profunda recesión, que redujo el ingreso fiscal, y un gasto gubernamental más alto para estabilizar el sistema financiero y pagar prestaciones a la gente que perdió su empleo.

Después de llegar a 1,4 billones de dólares en 2009, el déficit ha estado disminuyendo. Cayó a 680.200 millones de dólares el año pasado.