EU: Aumentan solicitudes de beneficios por desempleo

WASHINGTON (AP). Los reclamos nuevos de beneficios por desempleo en Estados Unidos aumentaron bruscamente la semana pasada hasta su nivel más alto en siete años, debido al impacto de la desaceleración económica y los huracanes Ike y Gustav, informó hoy jueves el gobierno.

En otro orden, las ventas de viviendas cayeron bruscamente en agosto a su nivel más bajo en 17 años, y el precio promedio de ventas también cayó en proporción récord.

Los pedidos de beneficios para la semana que culminó el 10 de septiembre aumentaron en 32.000 a 493.000, muy superior a las expectativas de los analistas.

Wall Street, sin embargo, se enfocó más en Washington, donde los legisladores y la administración del presidente George W. Bush parecen acercarse a un paquete de rescate de 700.000 millones de dólares para el sistema financiero.

Los dos huracanes agregaron alrededor de 50.000 solicitudes nuevas en los estados de Luisiana y Texas, dijo el Departamento del Trabajo.

El promedio de cuatro semanas, que abate las fluctuaciones irregulares, aumentó a 462.500.

Incluso si se excluyen los efectos de los huracanes, los reclamos de los trabajadores sin empleo permanecen elevados. Las demandas semanales han superado ahora la cifra de 400.000 durante 10 semanas consecutivas, un nivel que los economistas consideran como señal de recesión. Hace un año, las solicitudes permanecían en 309.000.

El número de personas sin empleo que continuaron recibiendo beneficios hasta la semana pasada fue de 3,54 millones, un aumento de 63.000 frente a la semana anterior y casi un máximo en cinco años. El promedio de cuatro semanas en cuanto a personas que continuaron recibiendo beneficios fue de 3,49 millones.

El huracán Gustav tuvo su primer impacto en los reclamos de los desempleados durante la semana que acabó el 13 de septiembre. El departamento dijo el jueves que Luisiana reportó un aumento de 18.409 reclamos durante esa semana, principalmente por Gustav.

La crisis financiera, los decrecientes precios de las viviendas y el menor gasto del consumidor continúan frenando a la economía estadounidense. La tasa de desempleo saltó inesperadamente a 6,1% en agosto, su nivel más alto en cinco años.

El Departamento de Comercio informó que las ventas de viviendas nuevas cayeron en un 11,5% en agosto a 460.000 unidades, cifra ajustada por estacionalidad, la tasa más baja desde enero de 1991.

Fue una caída muy superior al 1% previsto por los analistas. El precio promedio de una casa nueva vendida en agosto cayó 11,8% a 263.900 dólares, comparado con 299.100 en julio. El precio medio cayó 5,5% a 221.900.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes