EU y Corea del Sur pactan acuerdo de libre comercio

WASHINGTON (AP). Estados Unidos alcanzó su acuerdo comercial más importante en más de una década con Corea del Sur, tras el cual el gobierno del presidente Barack Obama buscará impulsar las exportaciones estadounidenses y crear decenas de miles de empleos en su país.

Tras una semana de negociaciones maratónicas, los representantes de ambos países se abrieron paso para superar un punto muerto en las negociaciones la mañana del viernes en torno a asuntos pendientes relacionados con la industria automotriz.

El pacto sería el mayor acuerdo comercial de Estados Unidos desde que suscribió el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que alcanzó con Canadá y México en 1994. En este caso reforzaría los lazos económicos de Estados Unidos con Corea del Sur, la 15ta economía más grande del mundo.

Para lograrlo, Corea del Sur tendrá que aceptar que Estados Unidos retire gradualmente un arancel del 2,5% a los autos coreanos en un lapso de cinco años, en lugar de reducir el arancel de inmediato.

El acuerdo también permitirá a cada fabricante de automóviles de Estados Unidos exportar 25,000 autos a Corea del Sur, siempre y cuando cumplan con las normas federales estadounidenses de seguridad. Asimismo permite a Washington continuar con un arancel del 25% sobre la importación de camiones sudcoreanos durante ocho años y retirarlo gradualmente para el décimo año.

Por su parte el gobierno de Seúl estaría obligado a eliminar de inmediato un arancel del 10% a los camiones de Estados Unidos.

El presidente Barack Obama elogió el convenio al calificarlo como "un acuerdo comercial histórico", que permitiría la creación de por lo menos 70,000 empleos en Estados Unidos.

"Estamos fortaleciendo nuestra capacidad de crear y defender los empleos de manufactura en Estados Unidos, el incremento a las exportaciones de productos agrícolas para los productores estadounidenses y la apertura del mercado de servicios de Corea del Sur a las empresas estadounidenses", dijo Obama en un comunicado.

El presidente sudcoreano Lee Myung-bak elogió el acuerdo por generar enormes beneficios económicos para ambos países e impulsar aún más la alianza entre las dos naciones.

"Este pacto es significativo pues sienta las bases para un acuerdo mutuo de ganar-ganar al reflejar los intereses de los dos países en una forma equilibrada", dijo Lee en un comunicado publicado en el sitio de internet de la presidencia.

La Casa Blanca esperaba alcanzar el acuerdo el mes pasado durante la visita de Obama a Seúl para la cumbre económica del G-20, pero los países no pudieron cerrar una negociación ante discrepancias sobre cuestiones relativas al comercio de automóviles y la carne.

El representante comercial de Estados Unidos, Ron Kirk, y su homólogo, el ministro de Comercio de Corea, Kim Jong-hoon, reanudaron las negociaciones fuera de Washington esta semana.

El acuerdo no contempló asuntos relacionados al comercio de la carne. Estados Unidos había solicitado un mayor acceso al mercado de la carne en Corea del Sur, que limita las importaciones de carne menos fresca de Estados Unidos al país. Un alto funcionario del gobierno dijo que las negociaciones sobre el tema de la carne siguen su curso. El funcionario insistió en permanecer anónimo porque no puede difundir lo hablado en negociaciones privadas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes