EU: El dinero pone a girar al mundo de la política

WASHINGTON (AP) Los dos candidatos a la presidencia de Estados Unidos amasaron casi 1,000 millones de dólares durante la campaña electoral, lo que se traduce, dependiendo en el número de votantes, en casi ocho dólares por voto. En las elecciones presidenciales de 2004 la cifra fue de 5,50 dólares por voto.

Con todo ese dinero, los candidatos han viajado más que nunca, han contratado a más empleados y han comprado más espacios publicitarios que en cualquier otra elección.

Sin embargo, ha sido el demócrata Barack Obama, con su recaudación de 641 millones de dólares y con 3,2 millones de donantes, quien ha reescrito las normas de financiación de campañas.

Obama renunció a un sistema público de financiación y se convirtió en el primer candidato de un partido importante desde la era Watergate en aceptar sólo donaciones para financiar su campaña.

El republicano John McCain prefirió limitarse a aceptar el dinero del estado, pero el récord de recaudación de Obama ha demostrado que el sistema de fondos públicos para financiar una campaña ya quedó en el pasado.

Ni McCain ni Obama aceptaron dinero del gobierno durante las primarias. McCain aceptó 84 millones de dólares en fondos públicos durante las elecciones generales, sujetos a límites de gastos. Continuó además recaudando dinero para el Partido Republicano, que de momento ha gastado unos 100 millones de dólares en su campaña para ayudar al candidato presidencial.

Obama aprovechó tecnologías nuevas, convirtiendo a la internet en una herramienta poderosa de alcance político y atrayendo a un número récord de donantes que le dieron menos de 200 dólares.

Mientras que la recaudación de dinero por internet puso en entredicho las salvaguardas de donar dinero en línea, también ayudó a sepultar el concepto de donantes ricos o de actos multitudinarios de recaudación.

"Cuando se tienen tantos contribuyentes, creo que, de una manera un poco extraña, se limpia el sistema, aunque parezca que se recaude mucho más dinero", dijo recientemente Donald Gahn, el presidente de la Comisión Federal Electoral. "Muchos más contribuyentes diluyen la influencia de un sólo contribuyente".

Este año, las cifras obtenidas por los candidatos durante las elecciones serán recordadas por mucho tiempo.

Todos los candidatos presidenciales de la carrera electoral 2007 y 2008 recaudaron 1.550 millones de dólares, casi el doble de la cifra recopilada por los candidatos durante las elecciones de 2004 y tres veces lo amasado por los candidatos en el 2000. El total incluye recaudaciones de las primarias y las elecciones generales.

Con todos esos millones, Obama ha sellado su mensaje en toda la nación: A mediados de octubre, había gastado 240 millones en anuncios televisivos para convencer a votantes en estados tradicionalmente demócratas y republicanos. Gastó 77 millones de dólares en las primeras dos semanas de octubre, más que lo que la cadena de comida rápida McDonald's gasta en anuncios en todo un mes.

Pero el gasto más sustancial fueron los más de cuatro millones de dólares que Obama gastó para comprar 30 minutos de espacio publicitario en los principales canales televisivos seis días antes de las elecciones.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes