EU: precios de gasolina podrían acortar semana laboral

NUEVA YORK (AP). El aumento de los precios de la gasolina podría tener una consecuencia insospechada: una reducción en la semana laboral.

Muchas firmas estadounidenses están considerando la posibilidad de establecer la semana laboral de cuatro días, con turnos de diez horas, para reducir los costos de transporte de sus empleados. Otra posibilidad bajo estudio es permitirles trabajar desde sus casas.

El presidente de la cámara baja del estado de Georgia, Glenn Richardson, decidió permitir que sus empleados trabajen desde su casa un día a la semana.

Uno de los beneficiados es Brent Cranfield, especialista en telecomunicaciones, quien se ahorrará unos 25 dólares por mes. Cranfield vive en Marietta, a 27 kilómetros (17 millas) del centro de Atlanta, y tiene una camioneta Ford Explorer que consume bastante gasolina.

Dijo que espera usar el dinero que se ahorra para comprar un vehículo más económico. "Estoy esperando que salgan los Camry del 2009 para comprar uno del 2008 a precio reducido", indicó.

Los avances en el campo de las telecomunicaciones hacen que con frecuencia la gente pueda trabajar desde su casa, aprovechando la posibilidad de realizar teleconferencias con video, los mensajes instantáneos y otras tecnologías. Muchas empresas usan ese recurso desde hace tiempo para tener contentos a sus empleados y ahorrar dinero.

Pero Chuck Wilsker, de la Telework Coalition, dijo que esa tendencia se acentuó desde que comenzaron a aumentar los precios de la gasolina tras el huracán Katrina del 2005.

"El incremento de los precios de la gasolina está afectando la economía familiar", expresó Wilsker. "La gente siente que tiene que hacer algo".

La coalición estima que más de 26 millones de personas trabajan desde sus casas al menos algunos días. Ello representaría el 18% de la fuerza laboral.

Empresas grandes como Sun Microsystems e IBM autorizan a sus empleados a que trabajen desde sus casas para reducir costos y tener a su personal contento. Laurie Friedman, de IBM, dice que esa práctica es cada vez más popular entre los empleados debido a los costos del transporte.

Andrea Ayers, ejecutivo de la firma de Convergys, señala que la iniciativa es particularmente popular entre los empleados más veteranos.

El concepto de trabajar desde la casa sigue ganando adeptos.

La Cámara de Representantes del gobierno nacional aprobó esta semana una iniciativa por la cual todas las agencias federales podrán permitir a ciertos empleados trabajar desde sus casas o desde otros sitios más convenientes. Uno de los objetivos de la medida fue darle respiro a los empleados ante el constante aumento de los precios de la gasolina, según el representante Danny Davis.

Los ahorros pueden ser significativos. Voceros de Sun, empresa con sede en California, dijeron que sus 18,000 empleados podrían ahorrarse 540 dólares anuales trabajando desde sus casas o desde oficinas más próximas a sus viviendas. La ejecutiva de IBM Deborah Bryan, quien comenzó a trabajar desde su casa de Boulder en abril, afirma que ahora debe llenar el tanque de su Ford Expedition cada tres semanas, no semanalmente, como antes. El costo de cada llenada es de 88 dólares.

Mucha gente no puede trabajar desde su casa por el tipo de trabajo que tiene. Sus empresas con frecuencia promueven programas para compartir con otros el viaje a la oficina o el uso de bicicletas.

Otra alternativa interesante es la semana de cuatro días, con jornadas de 10 horas. Es la variante más popular entre los empleados que quieren reducir costos de transporte, según un reciente estudio de la oficina de empleo privada Challenger, Gray & Christmas.

El secretario de estado de Kentucky, Trey Grayson, también ha ofrecido a sus empleados la semana de cuatro días y el representante estatal de Oklahoma Mike Shelton propuso que las dependencias del gobierno reduzcan la semana laboral para aliviar la carga de sus empleados. En distintos estados hay otras iniciativas similares.

Un temor relacionado con estas propuestas es que la producción de los empleados merme si se les permite trabajar desde su casa o porque trabajan demasiadas horas.

La Asociación Nacional de Parques y Sitios de Recreación dijo que tuvo "resultados variados" cuando ensayó a título experimental la semana de cuatro días o el trabajo desde la casa.

Pero esos programas fueron un éxito cuando los implantó la firma Green River Cabins de Campobello, Carolina del Sur. Desde hace algunos años sus empleados trabajan de lunes a jueves en la construcción de cabinas y el dueño de la empresa, Dean Garritson, dice que se cumplen todos los plazos.

"El fin de semana de tres días es un gran incentivo", señaló. Acotó que la firma ofrece además compensaciones a sus empleados cuando la producción aumenta.

Ann Bamesberger, vicepresidenta de Sun, coincide y asegura que estos programas aumentan la productividad.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes