Economía de la eurozona da indicios esperanzadores

ETIQUETAS

Destellos de esperanza aparecieron el miércoles en la economía de la eurozona que sugieren que el año entrante verá cobrar fuerza la recuperación.

Estadísticas oficiales mostraron una estabilización en el desempleo y el mayor aumento en las ventas minoristas mensuales en 12 años.

La oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, dijo que el desempleo de la eurozona se mantuvo en noviembre en la cifra récord de 12,1% por octavo mes consecutivo tras un modesto aumento de 4.000 a un total de 19,24 millones de parados. Desde que fue revisado a la baja el 12,2 de septiembre, el 12,1% es ahora un récord.

La agencia indicó además que la ventas al por menor subieron un 1,4%, frente a los pronósticos más modestos de un 0,3%. El aumento fue el mayor desde noviembre del 2011.

El aumento siguió a dos meses de bajas y fue amplio en la eurozona. Las economías de España y Portugal tuvieron una actuación particularmente favorable, logrando avances del 1,9% y el 3,1% respectivamente.

Uno de los desafíos que encarará la Europa del euro será reducir el desempleo y evitar la deflación, la caída sostenida de los precios que puede animar a los consumidores a postergar sus compras con la esperanza de obtener mejores resultados con el paso del tiempo. Empero, pocos creen que el Banco Central Europeo cambiará su política monetaria en su reunión mensual del jueves.

Las cifras del miércoles resaltaron las diferencias en la eurozona, que en noviembre tenía 17 miembros; el bloque creció a 18 miembros tras la entrada de Letonia al comenzar el año.

Aunque países como Alemania y Austria tienen tasas del desempleo en torno al 5%, las que encabezan la crisis de la deuda soberana europea, como Grecia y España, tienen uno de cada cuatro ciudadanos en el paro.

Los políticos confían que la vuelta de la eurozona al crecimiento económico reduzca el desempleo. Hasta ahora, la recuperación de la eurozona de su recesión más prolongada — aunque no la más profunda — ha sido débil pero la mayor parte de los economistas pronosticaron un modesto crecimiento este año, e incluso Grecia saldrá de seis años de depresión en la que su economía de contrajo un quinto.

Las estadísticas de las 28 naciones de la UE, que incluyen países que no usan el euro como Gran Bretaña y Polonia, ofrecieron igualmente un panorama económico más risueño. El desempleo en el bloque fue en noviembre del 10,9%, estable desde mayo, mientras que las ventas minoristas aumentaron un 1,2%.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes