Economía mundial repuntará en el 2010

NUEVA YORK (AP). La economía mundial evitó a duras penas una depresión como la de la década de 1930 y ahora se espera que comience a crecer nuevamente en el 2010, encabezada por Asia.

Entre las naciones industrializadas, Estados Unidos muestra indicios de que se estabilizan su sistema financiero y sus mercados laborales, y encara un panorama más alentador que el de Europa, donde persiste un alto desempleo que afectará sus posibilidades de recuperación.

El Fondo Monetario Internacional pronostica que la producción mundial crecerá un 3,1% el año que viene, impulsada sobre todo por economías emergentes como las de China y la India.

Para el 2009, el FMI pronostica un descenso del 1,1% en la producción nacional bruta a nivel mundial.

Por más que las cosas no sean tan malas como podrían haber sido, no obstante, el FMI advierte que todavía hay que corregir muchos problemas, en particular el desempleo, que seguirá subiendo un tiempo.

"La tormenta ya pasó. Se evitó lo peor. Pero la economía está en veremos: estable, mejorando, aunque todavía vulnerable", expresó el director administrativo del FMI Dominique Strauss-Khan el mes pasado.

Las Naciones Unidas también espera que la economía vuelva a crecer en el 2010, aunque señala que se mantendrá frágil.

En un avance de sus pronósticos anuales, a ser distribuidos en enero, la ONU dijo que el repunte será consecuencia de las medidas de estímulo adoptadas por los gobiernos desde fines del 2008. Recomienda que se mantengan estas medidas al menos hasta que surjan indicios claros de que repunta el consumo, la inversión privada y el empleo.

El informe de la ONU, por otro lado, elogia el aumento en la producción industrial, la mejoría en las bolsas de valores y un incremento en el comercio internacional.

"Esto es un hecho importante tras la debacle que hubo en el comercio mundial, la producción industrial, los precios de las acciones y la disponibilidad de crédito, que amenazaron con llevar a la economía mundial a un abismo comparable a la Depresión (de los años 30) a comienzos del 2009", señaló la ONU.

En su informe semestral del mes pasado, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico más que duplicó su pronóstico de crecimiento para las 30 naciones que la integran, incluidas Estados Unidos, Japón, Alemania y Gran Bretaña, y lo subió del 0,7% al 1,9%.

La recuperación, no obstante, no es lo suficientemente fuerte como para contener el creciente desempleo. La OCDE dice que tal vez en el 2011 se logre revertir esa tendencia.

"En términos generales, los esfuerzos sin precedentes que se realizaron lograron contener la severidad de la crisis y están impulsando una recuperación a niveles inesperados hace tan solo seis meses", manifestó Jorgen Elmeskov, economista en jefe de la OCDE.

Destacó al mismo tiempo que los presupuestos de los gobiernos resultaron muy golpeados por la crisis y que para el 2011 la deuda de las naciones podría ser mayor que el producto bruto.

Para el FMI, el crecimiento mundial del 2010 dependerá en buena medida de Asia, en particular China y la India, que pronostican un crecimiento del 9% y del 6,4% respectivamente, apuntalado por grandes estímulos económicos que generan un incremento en la demanda a nivel nacional. Se espera que en Japón la economía se contraiga un 5,4% en el 2009 y se recupere a un ritmo del 1,7% en el 2010.

En Estados Unidos, "la recuperación ha estado acompañada de desempleo hasta ahora, pero eso podría cambiar pronto", según la presidenta de la Asociación Nacional de Economía de Empresas Lynn Reaser.

Expertos de la ANEE dicen que habrá una recuperación del sector de los bienes raíces, baja inflación y un aumento en los precios de las acciones.

Una sorpresiva caída en la tasa de desempleo de noviembre permite alentar esperanzas de una recuperación sostenida.

Luego de cuatro meses seguidos de contracción, la economía estadounidense volvió a crecer en el trimestre de julio a septiembre, a un modesto ritmo del 2,8%.

Cuando se termine de restablecer la economía, el paso siguiente sería reducir el déficit. "Pero eso no es algo que va a suceder en el 2010", dijo el secretario del tesoro Timothy Geithner.

América Latina, con Brasil y México a la cabeza, espera un repunte impulsado por las exportaciones y los altos precios de productos como el petróleo y el cobre. Brasil pronostica un crecimiento del 5% y México uno del 3%, muy favorable si se compara con la contracción del 7,2% que se registró este año. Chile espera un crecimiento del 5% tras sufrir un retroceso del 1% en el 2009.

Políticas fiscales sólidas, sistemas bancarios mejorados y un mayor almacenamiento de reservas internacionales ayudaron a evitar una crisis financiera más dura, según Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo.

"Latinoamérica sintió el impacto de la crisis mundial con toda su fuerza", manifestó Moreno. "Pero, a diferencia de lo sucedido en otras crisis en el pasado, ahora estos tropezones no se traducen en décadas perdidas".

La Organización de Países Exportadores de Petróleo, que representa el 35% del suministro mundial, redujo su producción al mermar la demanda en medio de la recesión. Pero signos de recuperación están haciendo subir los precios, que bajaron a 32 dólares el barril en diciembre pasado luego de llegar a 147 dólares en julio del 2008 y ahora giran en torno a los 70.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes