Economistas apoyan plan de empleos de Obama

WASHINGTON (AP). Apoyo cauteloso.

Tal fue el veredicto de los economistas, quienes evaluaron de manera generalmente positiva el plan del presidente Barack Obama de 447.000 millones de dólares para estimular la creación de empleos.

Algunos pronosticaron que creará cientos de miles de puestos de trabajo el año próximo, sobre todo gracias a la reducción del impuesto sobre la Seguridad Social y su extensión a empresas pequeñas.

"Las reducciones de impuestos sobre la nómina son muy poderosas", dijo Allen Sinai, economista en jefe de Decision Economics. "Estimulan los ingresos directos y éstos, a su vez, el gasto, que es importante para el crecimiento".

Mark Zandi, economista en jefe de Moody's Analytics, sostuvo que el plan estimularía el crecimiento económico en dos puntos porcentuales, crearía dos millones de empleos y reduciría el paro en un punto porcentual comparado con las cifras actuales.

El meollo del plan de Obama es una extensión del recorte del impuesto sobre la Seguridad Social, vigente durante este año. En la actualidad, el recorte se aplica solamente a los trabajadores, al reducir su impuesto en este rubro del 6,2% al 4,2%. Los empleadores siguen pagando el 6,2%.

Obama extendería el recorte durante un año y reduciría el de los trabajadores a 3,1%. Asimismo, lo bajaría a la mitad para las empresas cuya nómina es inferior a cinco millones de dólares, las que según la Casa Blanca constituyen el 98% de las compañías estadounidenses.

Zandi dijo que esta es una manera "creativa" de ayudar a las empresas pequeñas, que han tenido mayores problemas que las grandes para recuperarse de la recesión de 2007-2009. Durante los períodos de recuperación, normalmente son las compañías pequeñas las que impulsan la creación de empleos.

"Se necesita mucho algo así" para una economía que se debate con una tasa de desempleo de 9,1%, dijo Zandi. "La economía está al borde de la recesión".

Con todo, algunos economistas advirtieron que algunos factores podrían reducir el impacto del recorte. Ante todo sería un estímulo temporal, pues vence a fines de 2012. La mayoría de los economistas prevén que la tasa de desempleo seguirá siendo alta pasado el año próximo.

Michael Mandel, jefe de estrategias económicas del Progressive Policy Institute, insinuó que el vínculo entre el consumo y la creación de empleos no es tan fuerte en una economía como la estadounidense, muy abierta a los productos extranjeros.

"Si la reducción del impuesto sobre la nómina alienta a los consumidores a comprar más ropa (importada), eso creará más empleos en el exterior que en Estados Unidos", dijo Mandel.

Paul Ashworth, economista de Capital Economics, dijo que muchos contribuyentes preferirían ahorrar el dinero en lugar de gastarlo.

"En un clima en que la confianza económica ha sido destruida casi totalmente, se corre el riesgo de que hogares y empresas pequeñas ahorren una proporción mayor de cualquier ingreso inesperado, sobre todo si saben que la reducción es temporal", dijo Ashworth.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes