Egipto pone a prueba la segunda vía del Canal de Suez

Egipto empezó a probar este sábado la segunda vía del Canal de Suez, informaron sus responsables, a once días de la inauguración oficial de esta nueva arteria navegable con la que se pretende aumentar y hacer más fluido el tráfico del canal.

Esta infraestructura de 72 km de largo y bautizada Canal de Suez Axis, se encuentra en parte a lo largo del canal de Suez, que une el mar Rojo con el Mediterráneo. Se espera que favorezca un aumento de los ingresos para Egipto gracias a la intensificación del tráfico.

"La primera prueba del paso de barcos a través del nuevo canal de Suez comenzó el sábado", publicó la agencia de prensa oficial Mena.

Según los responsables, seis navíos repartidos en dos grupos de tres deben atravesar el canal en el marco de este test.

Los barcos que navegaban del sur al norte llevaban bandera de Singapur, Luxemburgo y Bahréin; mientras que los que iban en dirección contraria tenían pabellón de Liberia, Singapur y Hong Kong.

La nueva vía implicó la construcción de un nuevo canal de 37 km, así como profundizar y alargar 35 km el ya existente, con el fin de reducir la duración de los trayectos de los barcos, pues hasta el momento la travesía se realizaba en circulación alterna.

El presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, lanzó a bombo y platillo este proyecto en agosto de 2014 con el ambicioso objetivo de terminarlo en un año. El 6 de agosto está prevista la ceremonia de inauguración.

Esta infraestructura forma parte de un amplio plan de desarrollo de la zona que circunda el canal, para hacer de ella una plataforma comercial e industrial, creando puertos y servicios para el transporte marítimo.

El objetivo es favorecer la reactivación de una economía debilitada por años de inestabilidad política, desde que el presidente Hosni Mubarak abandonara el poder en 2011 tras una revuelta popular.

Las autoridades recaudaron 7.900 millones de euros (9.000 millones de dólares) para la construcción de esta infraestructura a través de la venta de participaciones a inversores locales.

El nuevo canal, construido por empresas egipcias, debería más que duplicar los ingresos anuales que aporta Suez, esperando pasar de los 5.300 millones de dólares previstos para finales de 2015 a 13.200 millones de dólares en 2023, según cálculos oficiales.

Construido hace 146 años, el Canal de Suez existente hoy en día es una de las vías navegables más transitadas del mundo, y un punto clave del comercio mundial.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes