Ejecutivo de Toyota instó a la compañía a sincerarse

WASHINGTON ( AP). En los días previos a su retiro masivo de vehículos para reparaciones en enero, los ejecutivos de Toyota debatían cuándo debían informar al público sobre problemas de seguridad con los aceleradores, lo que motivó a un ejecutivo a instar a la compañía a sincerarse, según documentos obtenidos por The Associated Press.

Irv Miller, en ese entonces vicepresidente de asuntos públicos y el ambiente, advirtió a sus colegas en un correo electrónico el 16 de enero: " No estamos protegiendo a nuestros clientes si mantenemos esto en silencio. El momento de ocultar esto ha quedado atrás. Necesitamos sincerarnos".

Cinco días después, Toyota anunció que retiraba 2,3 millones de vehículos para arreglar los pedales del acelerador en modelos populares como el Camry y el Corolla.

Mientras la automotriz lidia con los retiros de autos, el mensaje interno revela una preocupación seria con la conducción de relaciones públicas de la compañía que no hacía gala de franqueza y que podía dañar su reputación.

Meses antes, en septiembre de 2009, Toyota había anunciado el retiro de más de cuatro millones de vehículos para reemplazar los aceleradores que podían atascarse y causar súbita aceleración.

Toyota ha solicitado a los propietarios de seis millones de vehículos en Estados Unidos y más de ocho millones en el mundo que los lleven a sus concesionarias para reparar problemas de aceleración en varios modelos y de freno en el híbrido Prius.

" Esperemos que la NHTSA (siglas en inglés de la Administración Nacional de Seguridad en el Tránsito en Autopistas) trabaje con nosotros para encontrar una solución factible que no nos deje sin trabajo", escribió Miller en el memo del 16 de enero.

Enfatizó que Jim Lentz, presidente de ventas en Estados Unidos y Yoshi Inaba, presidente de Toyota en América del Norte, viajaban a Washington DC para reunirse con reguladores federales.

En un memorándum poco antes ese mismo día, Katsuhiko Koganei, coordinador ejecutivo de comunicaciones corporativas en la división de ventas en Estados Unidos, propuso que la compañía no discutiera las fallas mecánicas en los aceleradores.

Miller le respondió enérgicamente: " Tenemos tendencia a las fallas mecánicas en los aceleradores de cierto fabricante en ciertos modelos".

Los documentos obtenidos por The Associated Press se encuentran entre 70,000 páginas entregadas a investigadores del gobierno.

En una declaración, Toyota dijo que no hace declaraciones " sobre comunicaciones internas de la compañía" y por lo tanto no habló sobre el memorándum de Miller, pero recordó: " Hemos admitido públicamente en varias ocasiones que la compañía tuvo una comunicación deficiente durante el período precedente a nuestros recientes retiros".

Miller, a quien se contactó por teléfono en su hogar en Los Angeles, dijo que no tenía declaraciones que formular. Toyota anunció su retiro el 16 de diciembre, que se hizo efectivo el 1 de febrero.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes