Empresarios respetan salario aprobado en Honduras

TEGUCIGALPA (AP). El empresariado respeta la decisión del presidente Manuel Zelaya de aumentar en 60% el salario mínimo para el 2009 en Honduras aunque lo considera "desproporcionado", según un alto dirigente empresarial.

"Nos adaptaremos definitivamente al nuevo salario y procuraremos que no haya muchos empleados despedidos o que nadie pierda su empleo", dijo el presidente del Consejo de la Empresa Privada (Cohep), Amílcar Bulnes, en una entrevista divulgada el sábado por la cadena local de radio HRN.

"Sin embargo, los afectados directos por esta situación son los empresarios y los trabajadores", añadió. "Y el gobierno deberá buscar la forma de mitigar el impacto que el incremento salarial producirá a Honduras".

Zelaya fijó el nuevo salario mínimo a finales de diciembre luego que fracasaron las negociaciones de una semana entre el Cohep, que aglutina a 58 organizaciones empresariales, y las cinco centrales obreras del país.

Aumentó el salario mínimo a partir de este mes en 60% en la zona urbana y en 18% en la rural, cuando tradicionalmente el alza había sido no mayor del 10%.

Anunció también un programa económico por más de 50 millones de dólares para estimular la creación de empleos con la ayuda de las agrupaciones obreras, campesinas, indígenas y cooperativas.

El mandatario subió de 181 a 289 dólares mensuales el salario mínimo en Honduras y lo equiparó al de los empleados públicos de menor categoría.

Ese incremento históricamente se define en base a las diez actividades económicas principales del país, entre ellas la agricultura, minería y servicios.

La inflación acumulada de noviembre fue del 10,7% y podría superar el 11% en el 2009, según el Banco Central.

El salario mínimo lo ganan unos 500,000 trabajadores de una población económicamente activa de 2,8 millones de hondureños.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes