Escaldados, los bancos europeos se deshacen de deuda soberana

PARÍS ( AFP). Escaldados por Grecia y las exigencias del regulador, los bancos europeos reducen masivamente sus carteras de deuda de los Estados en dificultad de la zona euro, privando a estos países de valiosas salidas para sus títulos.

El movimiento más espectacular lo protagonizó el banco francés BNP Paribas, que anunció la semana pasada la reducción en un 39% de su imponente cartera en títulos públicos italianos.

Desde Barclays a Commerzbank, pasando por Crédit Agricole, la mayoría de los bancos europeos con cantidades significativas de deuda soberana italiana, española, portuguesa o irlandesa en sus carteras, han reducido su exposición.

En cuanto al francés Société Générale, no ha vendido títulos pero estaba encantado de ver que más de un tercio de sus exposiciones vencen en los próximos 18 meses.

Interrogado sobre la razón de este movimiento, el director general del BNP Paribas, Baudouin Prot, lo vinculó con la nueva exigencia del regulador europeo (EBA), que impondrá a partir de junio a los bancos que calculen sus fondos propios valorando su deuda soberana a precios de mercado, es decir, al precio actual.

Se trata de una ruptura, ya que los títulos de deuda soberana se podían contabilizar hasta ahora al valor que tenían en el momento de la adquisición aunque se quedaran en sus manos hasta la fecha del vencimiento.

" Por eso, es nuestra responsabilidad limitar el impacto de esta volatilidad", explicó Prot. El entorno del mercado actual hace imprevisible la variación del precio de estos títulos.

" A medida que los bancos se deshagan de sus títulos de deuda (bajo la influencia del regulador), el valor de los títulos van a caer todavía más", advirtió Charles Dallara, presidente del Instituto de Finanza Internacional (IIF), que representa a los acreedores privados en las negociaciones con Grecia.

Al deshacerse de sus títulos, los bancos limitan también mecánicamente las consecuencias que tendría un nuevo impago en el seno del euro, después de Grecia.

Para Peter Chatwell, estratega de deuda del Crédit Agricole CIB, el banco ya ha vendido lo esencial de sus títulos de deuda y el mercado de la deuda soberana " debería poder funcionar normalmente".

" Todavía no hemos visto (ningún) fracaso en una emisión" de títulos de Estado, incluso en el caso de un país fragilizado, dice Ioannis Sokos, estratega de deuda de BNP Paribas.

Interrogados sucesivamente sobre su apetito actual por las emisiones de títulos soberanos, los bancos franceses permanecen evasivos.

" La tendencia a la baja (de la deuda de Estado en las carteras de bancos) es inevitable", explicó el presidente de Société Générale, Frédéric Oudéa.

" Si hay que dirigirse hacia títulos soberanos, seremos mucho más selectivos en función de los riesgos que se pueden analizar de forma racional", indicó el director general encargado de las finanzas del BPCE, Nicolas Duhamel.

El alemán Commerzbank fue más claro, anunciando que seguirá reduciendo sus compromisos sobre la deuda soberana en Europa.

El discurso sigue, no obstante, comedido. Ya que si una salida de Grecia no es criticable dada la situación, es más difícil políticamente desempeñar abiertamente el desafío ante los Estados que no han reclamado un plan de ayuda europeo.

Esto es todavía más en relación a su propio país, como lo han demostrado los bancos italianos Intesa Sanpaolo o Monte dei Paschi di Siena (MPS), que no han tocado sus títulos de deuda italiana entre finales de junio y finales de septiembre.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes