España e Irlanda colocan bonos por 8.500 millones de euros

MADRID (AP). España e Irlanda colocaron el martes bonos por un total de 8,500 millones de euros (11,150 millones de dólares), en operaciones en las que la demanda superó a la oferta, aunque ambos países pagarán interés mas altos que en subastas anteriores, dando tranquilidad a los mercados.

De las colocaciones, 7,000 millones de euros (9,150 millones de dólares) correspondieron a España y 1,500 millones de euros (2,000 millones de dólares) a Irlanda, en medio de un resurgimiento de las preocupaciones hacia los problemas de liquidez de diversos gobiernos en Europa.

Los documentos que colocó España serán canjeables a 12 y 18 meses, y los de Irlanda a ocho y cuatro años.

De las colocaciones de la Tesorería de España, 5,280 millones de euros correspondieron a bonos canjeables a 12 meses con una tasa de interés promedio de 1,91%, que excedió la de 1,84% de la subasta de agosto.

La Tesorería también colocó documentos canjeables a 18 meses por 1,760 millones de euros con una tasa de interés de 2,15%, en comparación con la de 2,08% de la subasta de agosto.

La demanda de bonos españoles a 12 meses superó en 1,7 veces la oferta, y la de los documentos a 18 meses, en 2,9 veces.

En Irlanda, la colocación de bonos del gobierno se constituyó en una prueba muy vigilada del interés de los inversionistas en esos documentos ante el déficit del país, el mayor entre las naciones endeudadas de Europa.

Los analistas consideraron la subasta un éxito y destacaron que la demanda superó 5,1 veces el monto de la oferta.

Junto con las colocaciones de bonos en España y Grecia, la de Irlanda dio de momento cierta tranquilidad a los mercados ante la percepción de que la subasta aligeraba las presiones de mercado de corto plazo en los tres países.

Sin embargo, los analistas advirtieron que Irlanda tuvo que pagar tasas de interés más altas a las previstas en comparación con anteriores subastas de bonos, lo cual refleja el temor de los inversionistas a que el país pudiera incurrir en una moratoria por falta de liquidez.

Además, las mayores tasas de interés podrían suponer para Irlanda una carga financiera adicional en los próximos años.

"Persisten desasíos serios a futuro, en el corto plazo creemos que las finanzas públicas no están fuera de control", dijo Sonia Pangusion, analista irlandesa de mercados para la firma IHS Global Insight.

Pangusion dijo que el gobierno de Irlanda ha captado suficientes recursos de crédito para garantizar el manejo de sus finanzas hasta mediados del 2011.

La Agencia Administradora de la Tesorería Nacional dijo que del total, colocó bonos por 1,000 millones de euros canjeables a ocho años que pagarán un interés de 6,02%, cuando una operación similar necesitó una tasa de apenas 5,09% hace tres meses.

También colocó bonos por 500 millones de euros canjeables a cuatro años con una tasa de interés de 4,77%, en comparación con la de 3,6% hace un mes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes