España busca ser invitada a cumbre sobre crisis global

MADRID (AP). El gobierno español ha emprendido una ofensiva diplomática extrema a fin de ser invitado a la cumbre sobre la crisis financiera global que se realizará el mes próximo, presionando al presidente de Estados Unidos y los aspirantes a sucederlo, aseguró el jueves un funcionario.

La fuente, de la oficina del presidente de gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo que la potencia económica de España le asegura un espacio en el foro y ya se ha establecido contacto con el gobierno estadounidense, los ayudantes de los candidatos presidenciales Barack Obama y John McCain y con los gobiernos de otros países que ya tienen previsto asistir a la reunión convocada en Washington el 15 de noviembre.

El funcionario, quien pidió no ser identificado, conforme las políticas de gobierno, indicó que debido a su sistema económico y financiero, España tiene la suficiente presencia como para estar en el encuentro.

En un cambio de planes, Zapatero asistirá a la cumbre Unión Europea-Asia, a realizarse esta semana en Beijing, aprovechándola para buscar que España reciba una invitación a la cumbre en Washington, agregó.

Hasta hace poco, España era una de las naciones con mayor éxito de Europa, con más de una década de crecimiento sólido y un robusto crecimiento económico, generando buena parte de los empleos nuevos creados en la UE.

Sin embargo, el crecimiento alimentado por la deuda en los sectores de bienes raíces y construcción, factores que impulsaron la economía española, se ha derrumbado en apenas un año, por lo que el país enfrenta ahora una tasa de crecimiento cercana a cero. Su tasa de desempleo, de 11,3%, es una de las mayores en la UE.

A pesar de ello, Zapatero dijo esta semana que España es la octava economía mundial en cuanto a Producto Interno Bruto y merece un espacio en la cumbre en Washington.

Asimismo, señaló lo que calificó como la fortaleza de los sectores financiero y bancario, que de acuerdo con las autoridades han enfrentado de manera adecuada la crisis gracias a los estrictos mecanismos de vigilancia impuestos por el Banco de España.

Zapatero dijo lo anterior a la prensa luego de que el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, quien detenta actualmente la presidencia rotativa de la UE, no mencionó a España al referirse a las naciones que podrían ser invitadas a la cumbre.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes