España reconsidera cálculo deficitario para el 2012

MADRID( AP) El nuevo gobierno conservador español reconoció el miércoles que va a resultar muy difícil cumplir lo pactado con la Unión Europea para reducir el déficit presupuestario en el 2011 al nivel prometido, especialmente ante la amenaza de una nueva recesión.

El presidente del gobierno Mariano Rajoy habló dos días después de indicar que el déficit dejado por el anterior gabinete socialista en el 2011 fue del 8,51% del producto interno bruto, por encima del 6% pronosticado por la ministra de Hacienda socialista Elena Salgado pocos días antes de dejar el poder a últimos de diciembre.

España se comprometió con la Unión Europea a reducir su déficit un 4,4% este año. Empero, llegar a ese objetivo tras terminar el 2011 con un rojo del 8,51% requerirá nuevas medidas de austeridad draconianas.

Rajoy dijo el miércoles a los reporteros que España reducirá este año su déficit presupuestario "lo más que podamos".

Los últimos problemas presupuestarios de España ocurren cuando el país se encuentra al borde de otra recesión, con un desempleo superior al 23%. La economía se contrajo en el cuarto trimestre y seguramente volverá a hacerlo en el presente.

Rajoy agregó que "debemos hacer estas reducciones compatibles con aquellas iniciativas que sirvan para crear empleo".

Se negó a aclarar si España pedirá a la Unión Europea en la reunión cimera del jueves que sea más flexible y tolere un déficit presupuestario mayor al pactado con Bruselas.

El Comisionado de Competencia de la UE, Joaquín Almunia, advirtió el miércoles en Madrid que la UE no puede alterar el compromiso del déficit con España hasta que Bruselas sepa por qué el déficit del 2011 fue más del doble de lo pactado.

"Es mejor tener la discusión con más datos sobre la mesa y menos titulares en los medios informativos", dijo en una reunión de líderes empresariales.

El gobierno presentará el nuevo presupuesto del 2012 a fines de marzo, tras la celebración de las elecciones andaluzas donde al parecer obtendrá una cómoda mayoría. El estado paga ahora sus cuentas con la prolongación del presupuesto del 2011.

El gobierno adoptó ya unos 15.000 millones de euros (20.000 millones de dólares) en reducciones del gasto y aumento de los impuestos a fin de reducir el déficit.

Miles de universitarios y estudiantes de enseñanza secundaria ocuparon las calles el miércoles en Madrid, Barcelona y otras ciudades en protesta contra la reducción de los gastos de enseñanza.

Rajoy volvió a advertir que se avecinan tiempos difíciles. "Pido a todos los españoles que comprendan que las cosas no son fáciles, que tendremos que realizar un esfuerzo, pero estén seguros de que superaremos esto", indicó el jefe del gobierno.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes