Español Bankia trata de enviar mensaje de solidez

MADRID ( AFP) El banco español Bankia trataba este sábado de enviar un mensaje tranquilizador sobre su "solidez" tras una solicitud de ayuda récord de más de 20.000 millones de euros al Estado, que sumada a la que podrían pedir las autonomías endeudadas empeora los temores sobre la capacidad de España de evitar una crisis de la deuda.

Tras su saneamiento, Bankia será "sólida, eficiente y rentable", aseguró su presidente José Ignacio Goirigolzarri, que aseguró que la situación de esta institución "no es extrapolable en modo alguno" al resto del sector bancario español.

"Hemos hecho un análisis riguroso y estoy muy tranquilo ante los test de estrés que vayan a venir", dijo en conferencia de prensa, antes de precisar que antes de junio la institución presentará un plan estratégico.

Bankia anunció el viernes que necesita 19.000 millones de euros adicionales, con lo que el total se eleva a 23.500 millones tras el anuncio del pasado 9 de mayo de que un préstamo a la institución ha sido transformado en participación.

Resultante de la unión de siete cajas de ahorro en dificultades en 2010, Bankia ha sido víctima de la crisis económica que azota particularmente a España a raíz del pinchazo de la burbuja inmobiliaria en 2008.

El banco también presentó unas pérdidas para 2011 de 2,979 millones de euros, pese a que había anunciado con anterioridad un beneficio de 309 millones de euros.

¿Es un fracaso del expresidente de la entidad Rodrigo Rato, obligado a dimitir con su equipo? ¿Qué se le puede decir a los pequeños accionistas que piden cabezas después de que las acciones de Bankia en bolsa han perdido más de la mitad de su valor desde que empezó a cotizar en julio de 2011?

"Yo no he venido aquí a depurar ningún tipo de responsabilidad", afirmó Goirigolzarri, interrogado sobre la apertura eventual de una investigación interna, al subrayar que su predecesor Rodrigo Rato, exministro de Economía y exdirector general del FMI, tuvo que hacer frente a una situación "muy compleja".

Bankia está muy expuesto al sector inmobiliario, uno de los pilares del crecimiento de la economía española en su época dorada. Del total de 37.500 millones de euros de activos en el sector, la gran mayoría (31.800 millones) puede que no sean devueltos nunca.

El Estado se comprometió a aportar todos los fondos necesarios a Bankia que representa el 10% del sistema financiero español y está por tanto considerado como un banco "sistémico", es decir, que si cayera, arrastraría consigo al sector.

Aunque este rescate es el más espectacular, sin embargo no es el único en un sector bancario que acumulaba, a finales de 2011, 184.000 millones de euros de activos inmobiliarios problemáticos, es decir, un 60% de su cartera.

En total, ocho instituciones bancarias han recibido fondos públicos por un total de 32.869 millones de euros y 6.200 millones fueron entregados por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), según el diario Expansión.

La capacidad del FROB aumentó a 15.000 millones en febrero, y debería ser nutrido por el Estado para salir en ayuda de los bancos en dificultades. Lo que no dejará de aumentar la deuda del Estado que deberá también ayudar a las comunidades autónomas endeudadas.

Cataluña, cuyo déficit público fue de 3,29% del PIB en 2011 y se enfrenta a altísimos costes de financiación, exhortó el viernes a Madrid a que se creen hispanobonos o bonos regionales emitidos conjuntamente.

El gobierno ha anunciado que ha suscrito un préstamo sindicado de 30.000 millones de euros, que podría aumentar a 35.000 millones en caso necesario para ayudar a los ayuntamientos a pagar las facturas pendientes que se elevan a 19.400 millones.

A cambio, el gobierno ha impuesto medidas de austeridad sin precedentes a las autonomías. El objetivo es reducir el déficit público del país del 8,9% del 2011 al 5,3% este año. Un objetivo difícilmente alcanzable en plena recesión, según numerosos expertos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes