Españolas quieren parir antes de fin de año para cobrar cheque

MADRID (AFP). Muchas mujeres embarazadas en España están desesperadas por dar a luz antes de que termine el año, ya que a partir del 1 de enero se suprimirá el llamado "cheque-bebé" de 2,500 euros del gobierno, lo que provocó la alarma entre los médicos.

Las que den a luz este jueves o el viernes cobrarán el cheque, pero no las que lo hagan después de medianoche, ya que la crisis ha obligado al gobierno a suprimir esta ayuda, otorgada desde julio de 2007, antes de la crisis, cuando el gobierno tenía superávit.

"Conozco a colegas que han recibido algunos pedidos de pacientes, incluso en la Seguridad Social, ya que a partir del 1 de enero el pago de 2,500 euros desaparecerá", declaró el médico Francisco Campillo, ginecólogo de una clínica privada de Madrid.

El "cheque-bebé", que reciben las madres residentes en España por el nacimiento de cada hijo, se reparte desde julio de 2007 para aumentar la natalidad.

Pero los temores del mercado a la capacidad financiera de España llevaron al gobierno socialista a poner en marcha un duro paquete de medidas de ahorro que han afectado a este incentivo.

El fin de esta ayuda llena páginas de internet, donde algunos usuarios incluso ofrecen consejos o vías naturales para adelantar el parto como beber té de frambuesa o subir escaleras.

"Si yo pudiera hacerlo, lo haría", dice una mujer en una web sobre maternidad. "Cuántas famosas lo hacen por cuestiones de trabajo. Y nadie las critica", aduce.

"Sólo lo haría por cuestiones médicas. No lo haría ni aunque sólo fuera por adelantarlo un día", responde otra.

Los médicos alertan de los peligros que esto supone.

"Adelantar el parto por 2,500 euros es una barbaridad", declaró Juan José Vidal, jefe de ginecología de la Clínica Ruber de Madrid, a la cadena RTVE.

Dar a luz prematuramente es "absolutamente contraindicado" a menos que haya alguna razón médica para ello, advirtió Luis Mercé Alberto, jefe del Centro Nacional de Ecografía en Ginecología y Obstetricia (CENEGO).

"Esto plantearía un problema perinatal porque hay que ayudar al niño desde el punto de vista de utilizar incubadora o medios especiales que aumentan tremendamente el gasto y ponen en riesgo la salud del recién nacido", declaró al diario ABC.

Según una matrona de un hospital de Sevilla, algunas mujeres están intentando engañar a los médicos.

"Lo que observamos en la sanidad pública es que muchas embarazadas que tienen previsto el parto para la primera quincena de enero vienen frecuentemente a la consulta diciendo que están manchando, o que han roto aguas", explicó al diario El País.

"No se atreven a pedirlo abiertamente, pero sabemos que les gustaría adelantar la fecha", agrego.

Y los médicos no son totalmente inmunes a las necesidades económicas y sociales de estas mujeres.

"Con más de 38 semanas de embarazo, no hay problema" para inducir el parto, pero sólo si se cumplen una serie de condiciones, según Campillo.

Además, "los partos se adelantan normalmente por razones no médicas" tras la semana número 38, por ejemplo si el padre tiene que viajar, añadió.

Y en fin de año siempre hay prisa para dar a luz porque en España, un niño nacido el 31 de diciembre será escolarizado un año antes que el que nace el 1 de enero, precisó.

Cerca de 1,5 millones de madres se han beneficiado del cheque-bebé desde que se instauró, según el diario ABC.

Pero a pesar de ello, la tasa de nacimientos en España bajó el año pasado por primera vez en una década, según datos oficiales.

El número de nacimientos en 2009 bajó un 0,5% frente al año anterior (492,931), según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes