Estadounidenses percibirán alivios fiscales hasta abril

WASHINGTON (AP). En unas seis semanas, una familia típica estadounidense estará llevándose a casa al menos 65 dólares adicionales cada mes, gracias a un millonario paquete de estímulo económico promulgado días atrás, afirmó el sábado el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El notablemente lento Congreso de Estados Unidos aprobó el paquete de estímulo económico por 787,000 millones de dólares en tan sólo unas cuantas semanas y Obama lo promulgó en ley antes de cumplir un mes en el cargo.

De acuerdo con el presidente estadounidense, los estadounidenses comenzarán a cosechar los beneficios de los recortes de impuestos contemplados en la iniciativa a partir del 1 de abril.

"Nunca antes en nuestra historia un recorte de impuestos ha entrado en vigencia de una manera más rápida o ha llegado a un mayor número de estadounidenses que trabajan duro", dijo Obama hoy sábado en su mensaje semanal por radio y por la Internet.

El mandatario afirmó que le Departamento del Tesoro ha comenzado a instruir a los patrones a reducir la cantidad de impuestos que son retenidos en los cheques de nómina de sus empleados de acuerdo con la nueva ley.

Obama dijo que su firma a una reducción de impuestos titulada "hacer que el trabajo lo pague" afectará al 95% de las familias trabajadoras.

El crédito fiscal de 400 dólares para cada persona será entregado durante el resto del año. Las parejas podrían recibir hasta 800 dólares.

La mayoría de los empleados atestiguarán un incremento de 13 dólares a la semana en sus salarios ya libres de impuestos. En 2010, el crédito fiscal será de 7,70 dólares semanales, si esto se extiende durante todo el año.

Las personas que no ganan suficiente dinero como para pagar impuestos podrán solicitar el crédito, en un esfuerzo de recibir algo de los impuestos que les retienen en sus salarios.

El paquete ambicioso y caro del presidente Obama que incluye gastos en infraestructura federal y recortes de impuestos busca reavivar la golpeada economía de Estados Unidos, así como salvar o generar 3,5 millones o más de nuevos empleos.

Asimismo, dará una inyección repentina de efectivo a los transportes, a la educación, a la energía y a la atención médica pública, además de que buscará ayudar a las víctimas de la recesión a través de recortes de impuestos, la ampliación de los beneficios por desempleo y la ayuda a corto plazo en el pago de los seguros de salud.

El presidente firmó la iniciativa de estímulos el martes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes