Eurogrupo advierte del riesgo de contagio de la crisis griega

BERLIN (AP). La crisis financiera griega podría extenderse a por lo menos otros cinco países europeos, entre ellos Italia y Bélgica, si no es manejada con prudencia, advirtió el sábado el director del Eurogrupo.

El primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, quien también preside el grupo de 17 ministros de finanzas de la eurozona, dijo al diario alemán Sueddeutsche Zeitung que el acto de presionar a los acreedores privados para que contribuyan al rescate griego sería considerado una "moratoria" de pagos por las agencias de clasificación de riesgos, con consecuencias muy difíciles y duras para el resto de Europa en su conjunto.

Una bancarrota griega "podría resultar contagiosa para Portugal e Irlanda y luego extenderse a Bélgica e Italia debido a su elevado endeudamiento soberano, incluso antes que a España", añadió Juncker citado por el diario.

"Estamos jugando con fuego", dijo al periódico.

El viernes, la canciller alemana Angela Merkel suavizó la insistencia de su gobierno acerca de que los acreedores privados debían compartir la carga. Merkel habló después de reunirse en Berlín con el presidente francés, Nicolas Sarkozy. Ambos mandatarios acordaron que la participación debía ser "voluntaria".

Las agencias de calificación y el Banco Central Europeo han advertido que obligar a los tenedores de bonos a aceptar pérdidas o concederle a Grecia varios años más para pagar su deuda sería considerado probablemente como un incumplimiento parcial de pagos por parte de Atenas, lo que podría sembrar el pánico en los mercados financieros.

Juncker insistió en que una reestructuración financiera causaría estragos en los bancos griegos, que son acreedores de una gran cantidad de la deuda de su país _unos 80.000 millones de euros (114.000 millones de dólares)_, lo que en última instancia los haría requerir otro rescate para sí mismos.

"Todo se está volviendo aún más caro porque estamos incluyendo a los acreedores privados, debido a consideraciones de política interior en Alemania", agregó Juncker.

La fuertemente endeudada Grecia recibió el año pasado un rescate de 110.000 millones de euros (157.000 millones de dólares), pero se espera que el país necesite un segundo salvamento porque sus costos de endeudamiento siguen siendo prohibitivamente altos, lo que hace imposible que recaude fondos mediante un retorno a la subasta de bonos.

Los ministros de finanzas europeos se reúnen el domingo y el lunes para debatir la crisis, que sin duda será un elemento clave en la cumbre de 27 líderes de la UE durante la semana.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes