Europa y EU contra la crisis, las bolsas se disparan

WASHINGTON (AFP). Los gobiernos europeos lanzaron el lunes multimillonarios planes de rescate para el sector bancario mientras Estados Unidos prometía aplicar rápidamente su propio proyecto, catapultando a todas las bolsas mundiales.

En una maniobra sin precedentes, los países europeos lanzaron el lunes sus planes de rescate, que suman la monumental cifra de casi 1,7 billones de euros (2,2 billones de dólares).

En Estados Unidos, el ejecutivo desveló también su intención de intervenir en los capitales de una amplia gama de bancos, tras la aprobación del plan del secretario del Tesoro, Henry Paulson, por un monto de 700,000 millones de dólares.

Después de la hecatombe que sufrieron los mercados la semana pasada, el efecto sobre las bolsas fue fulminante: el índice Dow Jones de Nueva York terminó el lunes en alza de 11,08%, gracias a un aumento sin precedentes de 900 puntos en una sola sesión. El Nasdaq se disparó un 11,81%.

La bolsa de Nueva York puso así fin a ocho sesiones consecutivas de muy fuertes retrocesos.

Las bolsas latinoamericanas también vivieron un día de enorme euforia, con destacadas alzas en Sao Paulo (+14,66%), México (+11,01%) y Santiago (+13,11%).

En el resto del mundo, al cierre positivo de las bolsas asiáticas había seguido una sesión de gran optimismo en Europa. El Dax de Fráncfort terminó con un alza del 11,40%, el CAC-40 de París con una subida del 11,18%, el Ibex-35 de Madrid se disparó un 10,65% y el Footsie-100 de Londres un 8,26%.

Después de que el Eurogrupo acordara el domingo en París una "caja de herramientas" conjunta para salvar al sistema bancario y devolver la confianza a los mercados, los países europeos anunciaron el lunes sus respectivos planes.

Las iniciativas anunciadas giran en torno a dos pilares, conforme al acuerdo del domingo: garantizar los préstamos interbancarios y apoyar a las entidades para evitar su quiebra, recurriendo incluso a recapitalizaciones.

Los planes de los países que integran la zona euro siguen los pasos del modelo británico, anunciado la semana pasada y concretado este lunes, en particular, con la inyección de 47,000 millones de euros en el capital de los bancos RBS, HBOS y Lloyds TSB.

"Hay que desbloquear el mercado interbancario. El dinero ha dejado de circular", declaró el jefe de Estado francés, Nicolas Sarkozy, presidente de turno de la Unión Europea.

También del otro lado del Atlántico, el "único objetivo" de las autoridades estadounidenses con su plan será restaurar el flujo de capitales hacia los consumidores y empresas que forman el corazón de la economía, declaró Neel Kashkari, alto funcionario del Tesoro encargado de supervisar el plan.

El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, estimó que después del plan anunciado en la Eurozona no había ninguna razón para que no vuelva a existir confianza en el sistema financiero.

"Pienso que (la confianza) debe volver. Ni los ahorristas, ni los que intervienen en el mercado, ni los jefes de empresa tienen razones para temer algo", declaró Strauss-Kahn.

Por su parte, Estados Unidos recibió "favorablemente" el plan de apoyo a los bancos aprobado por los países de la zona euro, indicó un alto funcionario del Tesoro estadounidense.

Mientras, América Latina se prepara para un posible contagio de la crisis financiera en las próximas semanas, y para ello sus ministros de Finanzas ya aprovecharon las asambleas generales del pasado fin de semana del FMI y el BM para pedir ayuda, en especial a Estados Unidos, donde estalló el problema.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) anunciaron este lunes que, como contribución contra la crisis, están dispuestos a conceder inmediatamente hasta 9,300 millones de dólares en líneas de crédito urgentes.

El Banco Central brasileño anunció el lunes un programa que permitirá una liberación progresiva de encajes bancarios por hasta 100,000 millones de reales (unos USD 45,000 millones al cambio actual) para garantizar la liquidez del mercado financiero, en la más amplia medida anti-crisis lanzada por la institución.

Por su lado, México se daba un respiro el lunes tras el fuerte ataque especulativo contra el peso la semana pasada, que forzó al Banco Central a vender más del 10% de sus reservas, pero sin bajar la guardia por la crisis financiera mundial y que ya obligó a reducir las pautas de crecimiento para 2008 y 2009.

En fin, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), inquietos por temores de recesión mundial, exhortaron el lunes a los Estados que puedan hacerlo a adoptar planes de reactivación presupuestaria tras los planes de rescate del sector financiero.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes